21 de enero de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Suescun busca llegar hasta el final con la Policía y el juez pierde la paciencia

Ha sido la gota que ha colmado el vaso del temple del magistrado, que ya ha mostrado su enfado a los abogados de la televisiva y su televisivo novio. Hemos tenido acceso a los documentos.

 

 

Sofía Suescun no piensa dar tregua judicial en los procedimientos que mantiene abiertos contra la Policía Local de Marbella. La colaboradora está dispuesta a llegar hasta el final y no piensa tirar la toalla en los tribunales, tras el incidente que protagonizó el pasado 3 de agosto junto a su actual pareja Kiko Jiménez.

Sofía que no piensa hacer declaraciones al respecto hasta que “sean los tribunales los que dicten sentencia” sí ha querido puntualizar, vía comunicado, las últimas informaciones de las que ha sido protagonista.

En las últimas horas varios medios se han hecho eco de la decisión de la subdelegación del Gobierno de “condenar” a la colaboradora a pagar 1.000 euros multa por “negar la identificación y proferir graves insultos a un agente de la seguridad” el pasado verano en Marbella.

Una información que se ha querido matizar desde el despacho de abogados que lleva la defensa de Suescun. En dicho documento, al que hemos tenido acceso, su abogado Nacho Toledano, aclara que: “Doña Sofía Suescun Galdeano no ha sido condenada a pagar 1.000 euros derivados de un procedimiento criminal perdido frente al Ayuntamiento de Marbella. Se trata de una sanción administrativa impuesta y que no ha habido una notificación directa”.



Además, anuncian que cuando reciban la notificación “en legal forma” piensan “agotar todas las posibles instancias en la vía económica administrativa” al entender que “no se ajusta a derecho”.

De igual manera deja claro que, independientemente de “esta sanción administrativa”, la colaboradora de Telecinco sigue adelante con la denuncia que en su momento interpuso a los agentes de la Policía Local de Marbella y que sigue luchando para que su pretensión no sea desestimada por parte de la juez que lleva el caso. Las continuas filtraciones a la prensa sobre el caso y su exposición constante parece que ha colmado la paciencia de una juez que ya habría manifestado su enfado a los abogados.

Pero este no es el único frente que tiene abierto la mediática joven. Sofía y su pareja Kiko, de manera conjunta presentaron querella por injurias y calumnias contra el Sindicato Independiente de Policía (SIP-AN) de Marbella. Los jóvenes no están dispuestos a dejar pasar lo que entienden fue una “vulneración de su honor” cuando dicho Sindicato publicó un comunicado en el que describían a Sofía y a Kiko como “personajillos que vivían de la tele” entre otros “adjetivos descalificativos”

Hace unos días tuvo lugar el acto de conciliación entre las partes. En dicho acto, el representante legal de los colaboradores solicitaba poner fin al procedimiento penal a cambio de unas “disculpas públicas, así como el ingreso de la cantidad de 8.000 euros en concepto de indemnización”. Una cantidad que no iría a parar a los bolsillos ni de Sofía ni de Kiko, sino a “cualquier entidad solidaria elegida por los demandados”.



Unas peticiones que no fueron aceptadas. Así que, a falta de acuerdo extrajudicial, finalmente tendrá que ser un juez el que decida quién tiene la razón.

De igual manera, desde el despacho de Sofía Suescun y Kiko Jiménez lamentan “la constante filtración de noticias interesadas e inveraces que se llevan produciendo en este proceso desde el mismo momento en que tuvo su inicio”, circunstancias que “estarían dañando gravemente la imagen púbica de sus representados y perjudicando a sus clientes ante la Justicia”.

Comenta esta noticia
Update CMP