Pasarela a la alcaldía: Ni Preysler y Schiffer ni Puig y Oltra; Bonig y Villajos

María Villajos presenta su candidatura a la alcaldía de Paterna acompañada por Bonig y en una sede abarrotada. Objetivos: hacer Intu Mediterrani, menos impuestos y más ayudas sociales

María Villajos ha dado el paso adelante para optar a  la alcaldía de Paterna. Después de años labrando su trayectoria como concejal y como presidenta local, se presentó anoche, en una sede local del Partido Popular abarrotada y acompañada por la máxima responsable autonómica de su formación, Isabel Bonig, como próxima alcaldesa de su municipio.

En su intervención alternó compromisos, propuestas y reconocimientos ante un auditorio repleto y entregado, compuesto por militantes aunque también por empresarios, amigas de la falla Exposición, vecinos de Valterna y diferentes  cargos de su partido procedentes de otros municipios. Entre los compromisos destacó la instalación de Intu Mediterrani.

"Isabel Bonig lo firmará, como presidenta de la Generalitat y conmigo de alcaldesa, para que sea una realidad", recalcó tras afirmar que el actual equipo de gobierno, dirigido por el PSPV, "ha matado la ilusión de 5.000 familias al no lograr que prospere el proyecto". Otras propuestas fueron la recuperación del comedor social, de la formación profesional que han perdido 300 estudiantes de La Salle o el seguimiento de subvenciones para "que no se pierdan, como ocurre en la actualidad".

Sin nombrarlo, aludió al actual primer munícipe local, el socialista Juan Antonio Sagredo, por "su doble imputación". En cambio, sí que citó, con palabras de cariño y reconocimiento, al primer alcalde del PP que ha tenido Paterna, Pepe Romero, con quien ella comenzó y que estaba presente en el acto. Como el empresario Manolo Palma, concejal de Hacienda y Contratación en el pasado mandato.

María Villajos subrayó su vocación por mejorar la calidad de vida de sus convecinos y recordó cómo se afilió al Partido Popular, al salir un día del trabajo y llamar a la puerta de la sede "sin conocer a nadie. Yo no vengo de ninguna ´familia´", apostilló.

A continuación intervino la presidenta regional del Partido Popular, Isabel Bonig, que desde el primer momento demostró su complicidad con Villajos. Se arrimó a quien "es la mejor candidata y será la mejor alcaldesa de Valencia". Pegadas literalmente, Bonig, con una amplia sonrisa en la boca, apuntó "no somos Preysler ni Schiffer, pero tampoco Oltra y Puig". Sobre Villajos recalcó que "es trabajadora, metódica y nunca tiene mala cara ni una mala palabra para sus compañeros".

También, siguiendo con el tono en clave femenina con el que Isabel Bonig ha decidido salpimentar sus intervenciones, recordó el apoyo que brindó su partido al alcalde de Paterna para respaldar sus presupuestos si sacaba adelante Intu Mediterrani y el rechazo que obtuvo. "A una mujer se le dice que no una vez, a la segunda se viene de rodillas implorando clemencia", siguió con ese tono embriagado de feminismo para afirmar que "en la próxima legislatura ya no les necesitaremos".

Aprovechó el acto para lanzar compromisos. "Quitaremos los impuestos de sucesiones y patrimonio", afirmó, y aquí ya empezó a arrancar aplausos. También cuando habló de las listas de espera en sanidad y anticipó otro pensamiento suyo: "prefiero que los 55 millones de euros que cuesta la radiotelevisión valenciana se destinen a reducir la lista de espera sanitarias". El sonido de la ovación aumentó algunos decibelios cuando aseguró que "estamos dispuestos a pactar con partidos constitucionalistas", en clara alusión, también sin citarlo, a Vox.

El acto concluyó con la entrega del típico socarrat de Paterna por parte de María Villajos a Isabel Bonig. A partir de ahora, comienza de pleno la campaña para los populares paterneros, ya con candidata oficializada.

 

Comenta esta noticia
Update CMP