24 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arrimadas entierra el plan de Sánchez y no quitará a Ayuso de la Puerta del Sol

Arrimadas y Sánchez, en uno de sus encuentros

Arrimadas y Sánchez, en uno de sus encuentros

La líder de Ciudadanos ha asegurado que no va a entrar en el juego de Sánchez que ve a Madrid como una válvula de escape para silenciar sus propios errores.

Inés Arrimadas ha dejado bien claro que su partido no apoyará una moción de censura presentada en la Comunidad de Madrid que haga caer a Ayuso. De hecho, ha señalado que desde el Gobierno "se quiere que se esté todo el día hablando de Madrid" y no apoyará ninguna propuesta que sirva para desestabilizar al Gobierno madrileño en un momento en el que las "dinámicas tradicionales" no funcionan, sino que hay que "arrimar el hombro".

De hecho, ha querido explicar en la Cope que "la estrategia del Gobierno de España, que está soportando los peores datos de la pandemia del mundo". Y es que, a su juicio "creen que han encontrado una pequeña válvula para sacarse la presión y es Madrid y yo no voy a entrar en este juego".

 

Además, ha defendido la acción de Ayuso frente a la pandemia ya que "la Comunidad de Madrid fue la primera que actuó, la primera que cerró los colegios", mientras el Gobierno no hacía nada, por lo que ha insistido en que no va a "entrar" en el juego de Sánchez.

Por otra parte, en cuanto a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado ha señalado que le "cuesta horrores, pero realmente si no lo hacemos, Sánchez tiene la excusa de que va a poder pactar los presupuestos con Bildu y con ERC porque no tiene otra opción y yo esa excusa no se la voy a dar".

De hecho, cree que tanto Podemos como Rufián ya se han "puesto nerviosos" y eso "siempre es un buen síntoma", añadiendo, además que "Podemos sabe que si nosotros estamos en la ecuación no se llevarán a cabo muchas de sus locuras".

Apuesta por ser pragmáticos para sentarse a negociar

Aún así, cree que "es una situación muy complicada, yo se lo reconozco, pero ¿quién no está haciendo cosas difíciles que hace un año eran impensables?, se ha preguntado. Por ello, ha apostado por ser "pragmáticos".

También ha querido dejar claro que "el Gobierno va a seguir adelante" se aprueben o no los presupuestos con su partido. De hecho, ha insistido en que "no estamos decidiendo que si no hay presupuestos, se cae el Gobierno" sino que lo importante es "que sean más moderados", sin "concesiones para el separatismo y sin locuras económicas" como las que defiende Podemos.

De hecho, ha remarcado que su partido trabaja para "el futuro de España, porque desde Europa están mirando y están esperando documentos muy importantes. Y voy a intentar trabajar para que dentro de esta situación, haya menos problemas y sí soluciones que puedan ayudar a la gente".

Además, ha criticado que el Gobierno comience a negociar unos apoyos cuando ni siquiera tiene elaborado un texto. "Lo primero que tiene que hacer el Gobierno es hacer los deberes. Los números", ya que según ha explicado "no sabemos qué escena de déficit quieren aprobar, no sabemos qué techo de gasto y no sabemos qué previsiones están contemplando para hacer los presupuestos".

 

Comenta esta noticia
Update CMP