19 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La revancha de Abascal: Vox irá a por el PP en las catalanas para adelantarlo

Abascal pasando por delante del escaño de Casado en el Congreso.

Abascal pasando por delante del escaño de Casado en el Congreso.

La primera batalla en el centro derecha tras la moción de censura será dura. El objetivo de Vox es quedar por delante del PP para provocar un efecto colateral en los sondeos a nivel nacional

La decisión de Pablo Casado de cerrar la puerta a cualquier coalición electoral con Ciudadanos en Cataluña después del acercamiento de Inés Arrimadas a Pedro Sánchez ha agitado el tablero electoral catalán. 

El constitucionalismo no solo medirá sus fuerzas contra el independentismo en las selecciones del 14 de febrero, sino también contra sí mismo. Y ello sin contar con el PSC, cuya meta parece sellar un tripartito con ERC y los comunes. Con Pere Aragonès de presidente, puesto que Esquerra va muy por delante de los socialistas en los sondeos.

En el PP se han lanzado a la conquista de los votantes de Cs. Aunque son conscientes de que, seguramente, los de Arrimadas volverán a ganarles a pesar del hundimiento que las encuestas les pronostican. Cs, por su parte, incluso ha cambiado de candidato sobre la marcha, Carlos Carrizosa. Y en medio se ha colado Vox. 

El partido de Santiago Abascal se ha fijado como objetivo quedar por delante del PP en las elecciones catalanas, que será la primera batalla electoral que libre el centro derecha después de la moción de censura de Vox y el famoso "hasta aquí hemos llegado" con el que Casado rompió públicamente con la tercera formación del arco parlamentario.

Si no un escaño por delante, al menos un voto por delante. Lo que sea, pero por delante, por el efecto que puede provocar en los votantes ver que por primera vez Vox gana unas elecciones al PP. Desde Vox aseguran a ESdiario que hay muchos ciudadanos que votan al PP únicamente porque están por delante de ellos, por aquello de apuntarse al caballo ganador. Y del voto útil.

Y a renglón seguido afirman que si en febrero dan la campanada y su candidato, Ignacio Garriga, gana al popular Alejandro Fernández, el impacto en las encuestas nacionales puede ser "demoledor" para los de Casado

 

¿Puede pasar? Desde Vox aseguran que es "mucho más factible" ganar al PP en Cataluña de lo que en diciembre de 2018 lo era tener un buen resultado en Andalucía y enviar al PSOE a la oposición. Y aquello sucedió. Además, la encuesta que el CIS catalán publicó el pasado viernes dibuja un escenario muy abierto entre ambos partidos: pronostica entre ocho y nueve escaños al PP y entre siete y ocho a Vox

Ciudadanos, por su parte, caería de la primera plaza obtenida en las últimas elecciones catalanas (cuando la lista de Inés Arrimadas ganó con 37 escaños) a la cuarta, con entre 13 y 14 diputados en el Parlament. 

En las generales de noviembre de 2019, la última referencia posible, tanto el PP como Vox y Ciudadanos obtuvieron dos escaños. Y por ese orden. La ventaja de los populares sobre Vox fue de 44.074 votos. Y del PP sobre Cs, de 69.779. No obstante autonómicas y generales son elecciones distintas. 

La cuestión es que Ciudadanos no se plantea quedar por detrás del PP y el PP no se plantea quedar por detrás de Vox. Estos últimos exhiben una baza que hasta ahora les ha dado muy buen resultado, más incluso que la de la unidad de España: la contundencia contra la inmigración.

Se trata de un asunto capital en el discurso de los de Abascal y en el que saben que los populares no van a entrar; pero al que los votantes son receptivos en la propia Barcelona y en localidades como Hospitalet, Sabadell, Tarrasa, Santa Coloma de Gramanet y Badalona. 

Comenta esta noticia
Update CMP