25 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Receta de calabacines rellenos de pan de ajo y queso

Si amas el pan de ajo crujiente, esta receta simple y deliciosa que se prepara en cinco minutos es para ti

Esta suave y delicada verdura que encontramos durante todo el año en el mercado debe convertirse en uno de los productos estrella de tú cocina. Ya sean cocinados a la plancha, presentados como guarnición, en finas cremas calientes o frías, dependiendo de la estación del año, rellenos de verduras con un toque de foié, horneados simplemente con ajo, aceite y limón, e incluso crudos en ensalada, es un ingrediente sanísimo que merece la pena tener siempre en tu frigorífico.

 Un relleno crujiente con pan previamente condimentado con hojas de salvia, sal, mucha pimienta negra, mucho parmesano, ajo rallado y una cantidad generosa de piel de limón para aportar un dominante sabor cítrico es todo lo que necesitas para fundirte de amor por ellos. 

Dificultad: Baja
Tiempo de preparación: 25 minutos

Ingredientes para 4 personas

4 calabacines blancos o verdes

1 barra de pan del día anterior

2 dientes de ajo

ralladura de 4 limones

½ taza de parmesano rallado

mozzarella fresca

un puñado de hojas de salvia fresca o en especia

sal

pimienta negra

6 cucharadas de aceite de oliva

 

Elaboración:

Precalentar el horno a 180º

1.- Lava muy bien los calabacines, corta por la mitad longitudinalmente y con ayuda de una cuchara vacía su interior.

 

2.- Tritura el pan hasta que esté desmigado y vuelca el resultado en un recipiente.

 

3.- Añade la mitad de la carne de calabacín troceado en dados muy pequeños junto al queso parmesano. Ralla encima los ajos y la piel de los limones...

ponle sal, mucha pimienta, las hojas frescas de salvia partidas o, en su defecto, la especia y vierte el aceite de oliva. 

 

4.- Mezcla para integrar todos estos deliciosos sabores y rellena los calabacines.

 

5.- Hornea durante 15-20 minutos a 180º o hasta observar que se ha creado una superficie dorada y crujiente.

 

Retira la fuente del horno desmiga la mozzarella…

 

y de nuevo al horno un par de minutos para que funda.

 

 

Comenta esta noticia