10 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La confesión de Puigdemont que destapa el "gran timo" de la política catalana

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont

Unas declaraciones que ratifican la gran chapuza de la estrategia independentista de Convergencia. Y su víctima sale ahora con un gráfico "si lo sé no vengo".

Toda la estrategia que Convergencia y Artur Mas pusieron en su día al servicio de su causa independentista estaba basada en una gran farsa: un socio que se sabía no era fiable.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado este jueves que no habría aceptado el cargo si hubiera sabido que el acuerdo de estabilidad parlamentaria alcanzado con la CUP podía mutar. En una entrevista en Catalunya Ràdio, el mandatario ha señalado: "Si me hubieran advertido al inicio de que el acuerdo tenía que mutar, yo no me habría metido, así de claro. No creo ni que Artur Mas me lo hubiera propuesto".

Tras haber anunciado que se someterá a una cuestión de confianza después de agosto al no haber podido tramitar los Presupuestos, ha dicho que no solo interpelará a la CUP sino a todos los grupos del Parlament, para decidir si optan por "la regresión a un autonomismo tronado que no lleva a ningún sitio o se suman a un proyecto de innovación y progreso para Cataluña". 

El dirigente catalán ha asegurado que tomó la decisión de proponer la cuestión de confianza este fin de semana, en vista de que la CUP no retiraría su veto a los presupuestos, y pensando que era "lo más saludable democráticamente".

Comenta esta noticia
Update CMP