De Rosa: "Que el proyecto de Otegui sea el de Sánchez debería hacer reflexionar"

Fernando De Rosa.

Fernando De Rosa.

El candidato popular al Senado dice que el Botànic es un "gobierno tripartito de socialistas, comunistas, y partidos que lo que quieren es establecer políticas expansionistas de los PP.CC."

-Es evidente que no se ha arrepentido de su anterior paso por la política. Vuelve a dejar la judicatura, la presidencia de la Audiencia de Valencia, para encabezar ahora la candidatura al Senado.

-Ha pesado mi preocupación por España . Existen hoy dos alternativas: una formada por Pablo Casado y todos aquéllos que quieren defender la Constitución, y otra encabezada por Pedro Sánchez y todos aquéllos que van contra la Constitución. Y eso ha pesado
para mi vuelta a un proyecto que consolide la Constitución y la defensa de los derechos consignados allí.

¿No quedó desengañado de la anterior etapa en el gobierno valenciano?
Durante los cinco años en el gobierno valenciano se trabajó mucho, la Comunidad Valenciana avanzó y, por tanto, yo creo que hay que estar también orgullosos de esa etapa, de ese pasado.

-La propuesta para ir al Senado ¿llegó antes, durante o después de la de encabezar la lista para el Ayuntamiento de Valencia?

-La propuesta de encabezar la lista al Senado me ha hecho especialmente ilusión
porque yo soy un enamorado de la Constitución. En la cámara territorial se puede trabajar por la unidad de España. También se puede trabajar por los intereses de la Comunidad
Valenciana. Era un reto y me apasiona muchísimo. La otra cuestión (como alcaldable de Valencia) no tuvo una entidad importante. La verdadera oferta ha sido el Senado y estoy muy satisfecho.

-En el Senado es donde está el botón nuclear del 155.

-Y la defensa de la señas de identidad de la comunidades autónomas como la valenciana. Hablamos de una cámara territorial en la que se defienden los territorios, se defiende la unidad de España, los derechos de las comunidades autónomas. No solo hay que quedarnos con la posibilidad de defender a España con el mecanismo constitucional del 155. (También se defiende a España de) cualquier entelequia como son los Países Catalanes, que hemos visto que va poco a poco afianzándose en nuestra comunidad.

-Los derechos de una comunidad autónoma a veces chocan con los derechos de otra y, por tanto, la disciplina del partido resulta fundamental para decantarse por intereses encontrados.

-Yo creo que no puede haber ningún interés de partido por encima de la unidad de España o la defensa de la comunidad.

-Le pongo el ejemplo del Tajo-Segura o el de la financiación autonómica.

-Creo que lo que debe imperar es la igualdad de todos los españoles, de todos los territorios, y también la solidaridad que se reclama con el trasvase del Tajo-Segura para los agricultores valencianos. Que también ayuda a que las comunidades autónomas puedan tener otro polo de desarrollo. Es importante hacer políticas nacionales que afecten a todos los territorios pero basándose en el principio de igualdad y solidaridad.

Hay que respetar la decisiones judiciales afecte a quien afecte y lleguen cuando lleguen

-¿Teme usted cierto grado de judicialización de estas campañas electorales?

-Bueno, los tiempos de la justicia no son los tiempos políticos. La justicia actúa y debemos de respetarla siempre. Debemos por tanto respetar las decisiones judiciales.

-Respecto al juicio del procés, ¿cuál es su opinión de cómo se está desarrollando?

-El juicio del procés será estudiado en la Facultad de Derecho. Por lo que yo estoy viendo, estamos ante una verdadera pieza judicial: eficacia de un tribunal, protección de los derechos de los enjuiciados, y dirección procesal del mismo. Estamos ante un magnifico presidente, que es Manuel Marchena, y ante un magnífico tribunal. En el juicio se está evitando cualquier vulneración de derecho.

-¿Le ha sorprendido que estalle ahora el caso Azud (que afecta entre otros al cuñado de Rita Barberá)?

-Yo he dicho que los tiempos de la Justicia no son los tiempos de la política, y por tanto siempre hay que respetar la decisiones judiciales afecte a quien afecte y lleguen cuando lleguen.

-En este sentido, ¿se siente en desventaja en esta campaña electoral respecto a otros
partidos que también tienen casos vivos? (la entrevista se realiza antes de que se fuera levantado el secreto del sumario del caso Alquería)

-No. Estamos viendo que la Justicia actúa. Y a las fuerzas de seguridad siempre hay que apoyarlas y respetarlas. La corrupción no es algo que afecte a un partido sino a personas de partidos, no son partidos sino personas que se han aprovechado de estar en un partido o de su proximidad a los partidos para delinquir, siempre de forma presunta. El proceso de presunción debe primar. Estamos viendo cómo el partido socialista tiene al alcalde de Ontinyent objeto de investigación por la UCO. Hay que respetar los tiempos y las decisiones judiciales.

-Un proceso como el del 'pitufeo', con más de tres años de secreto de sumario... Sea cual sea la sentencia, la social está servida.

-Lo que tenemos que reflexionar todos los ciudadanos y la sociedad es si tiene eficacia o no el principio de presunción de inocencia. Este principio es un mandato constitucional que acompaña a todos los ciudadanos hasta que exista una sentencia firme y, por lo tanto, cabe respetarla sea quien sea (el investigado) y en el momento en el que ocurra la investigación. Creo que ganaríamos en sosiego en estos temas judiciales.

-¿Hay mucha 'fake news' en esta campaña electoral respeto a las anteriores?

-Se están utilizando las redes sociales muchas veces de una forma incorrecta, intentando desinformar, como ha ocurrido hace unos días con el propio presidente del Gobierno, que ha intentado volver a la política del dóberman, y creo que los ciudadanos españoles no debemos de tolerarlo, y sobre todo debemos de tener claro que las noticias que se tienen que trasladar a los ciudadanos han de ser siempre veraces y no manipuladas con intento de obtener algún tipo de ventaja.

El valenciano y el catalán no son el mismo idioma porque la realidad cultural valenciana es muy diferente a la catalana

-Lo del 1 más 1 más 1 para el Senado (votar a los cabeza de lista de PP, Ciudadanos y Vox en cada provincia para asegurar que la Cámara Alta quede en manos de la derecha) ¿es una fake news o tiene alguna base?

-No tiene ninguna base porque cualquier división de voto trae consigo una consolidación del bloque de Pedro Sánchez con los independentistas, los comunistas y los batasunos, como se ha visto en la diputación permanente hace escasos días. Hay que llegar al Senado con fuerza suficiente para intentar paralizar esas políticas que penalizarían la unidad de España y que penalizan la defensa de los derechos de los españoles, como pretende Pedro Sánchez.

-Ustedes están diciendo desde el PP constantemente que hay peligro de que se reedite el actual Gobierno con sus apoyos y que eso lleva a comprometer la unidad territorial de nuestro país . Cuanto más lo dicen ustedes mejor sale mejor el PSOE en las encuestas. Es como si hubiera un efecto rechazo o rebote respecto al argumento que utilizan, y a pesar de eso ustedes insisten.

-El Partido Socialista está reagrupando el voto de la izquierda, y nosotros lo que tenemos que hacer es agrupar la unidad de voto de la derecha entorno al PP. Todo voto que se efectúe fuera del PP consolida el gobierno de Sánchez, como muy bien está entendiendo la izquierda. Incluso el señor Otegui, un filoterrorista que ha sido condenado por delitos de colaboración con banda armada, ha dicho que su proyecto es el de Pedro Sánchez, lo cual tiene que hacer reflexionar a los ciudadanos españoles. Algo tenemos que hacer: la unidad de voto hacia el PP, que es el único según todas las encuestas que puede hacer frente a esa política separatista comunista que va ser encabezada por Pedro Sánchez.

-Usted mantiene que la valenciano y catalán son lenguas diferentes y que la Acadèmia Valenciana de la Llengua promovida por el PP fue un error político.

-Yo no he dicho que sea un error político, yo he dicho que el valenciano y el catalán son dos idiomas diferentes y que la Academia Valenciana puede tener un planteamiento y una teoría, pero también existen otros historiadores y lingüistas que dicen que no es lo mismo. Por lo tanto, yo apoyo esa última tesis de que el valenciano y el catalán no son el mismo idioma, sobre todo porque la realidad cultural valenciana es muy diferente a la catalana. Somos un pueblo que tuvo su siglo de oro, el XV, y aquí en Valencia entró el Renacimiento, entró la imprenta y la cultura. Y Cataluña no desarrolló su entidad cultural hasta el siglo XIX y el XX. Por lo tanto, se trata de dos territorios diferenciados por culturas y tradiciones diferentes, y por lo tanto con idiomas absolutamente diferentes.

-¿Está convencido del peligro la catalanización de la sociedad valenciana?

-Estoy convencido porque así lo ha dicho el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana: que desde la Conselleria de Educación se han realizado una serie de medidas que van contra los derechos fundamentales de los padres de los alumnos, y que la política lingüística y que la política educativa eran contrarias a la ley. Por tanto, creo que desde la Conselleria de Educación, el conseller Vicent Marzà lo que está pretendiendo es seguir la hoja de ruta de Cataluña hace muchos años y que también se ha seguido en Baleares. Por lo tanto yo creo que existe ese peligro, sobre todo cuando se están financiando entidades pancatalanistas que anuncian que lo importante es una entelequia como los Países Catalanes.

-¿Usted está más cerca de Ciudadanos o de Vox?

-Yo estoy cerca del PP, estoy cerca de la Constitución, y estoy cerca de todos aquéllos que quieren a la Constitución como contrato vital para la sociedad española. Pienso que el PP representa la defensa de la Constitución, y todos aquéllos que quieran defender la Constitución deben de encontrar su casa común en el PP .

-Si de usted depende, ¿qué asuntos netamente valencianos escucharemos en el Senado?

-Debemos luchar por una mejor financiación valenciana. La defensa de la identidad valenciana, de la agricultura valenciana, de nuestra industria. Hemos visto que la política industrial del Consell, con tasas que afectan a la industria cerámica de Castellón, está poniendo en peligro un motor importante económico. Y que los impuestos al diésel están poniendo en peligro una industria como la Ford. Se están anunciando despidos por culpa de esta política errática que está llevando el Gobierno de Pedro Sánchez y el autonómico de Ximo Puig. Hay mucho que trabajar defendiendo a España y defendiendo los intereses económicos de nuestra Comunidad.

-En la pasada legislatura, se impidió la comparecencia en el Senado de Ximo Puig por parte del PP.

Bueno, estoy convencido de que al Senado, como cámara territorial, tienen que acudir todos los presidentes para hablar de la situación de las comunidades autónomas. Incluso el debate del estado de la autonomía debería potenciarse en el ámbito del Senado. Todo presidente autonómico tiene que comparecer a petición propia o a petición del propio Senado para explicar qué política territorial se está realizando o en qué se esta utilizando el autogobierno.

-A Casado ya lo conocía usted de antes.

-Lo conozco ya de hace muchos años. Soy muy de personas, creo en Pablo Casado, en su honestidad, en su liderazgo y en sus ideas claras, que son las que necesita España ahora.

-¿Y si hubiera sido Rajoy el que le hubiera hecho la propuesta?

-Bueno, yo también respeto mucho al presidente Rajoy, yo lo he conocido y me parece un activo porque efectivamente dio una solución económica a España. Le tocó una etapa muy complicada, revertir todo el desastre del gobierno de Zapatero e intentar después evitar la crisis profunda en que estábamos cayendo, por lo cual le tengo muchísimo respeto. Como no me llegó ningún tipo de petición por parte de Mariano Rajoy no le puedo decir. A mí me ha llegado de Pablo Casado, y puedo decir que su trabajo, su honestidad y su valentía son lo que a mí me han motivado a participar.

-¿No estaba mejor como presidente de la Audiencia Provincia de Valencia?

-Estaba muy bien en mi profesión de juez. Efectivamente, yo hace 34 años que aprobé la oposición. Vitalmente he desarrollado toda mi vida laboral en el ámbito de la Justicia, pero ya he dicho que en este momento intentaré ayudar y defender esas ideas de moderación, de defensa de la Constitución y los derechos individuales para contribuir modestamente a que España no vaya por un camino que me preocupa mucho como español y valenciano, y también teniendo en cuenta el futuro de las nuevas generaciones que tienen que encontrar una España con futuro.

-¿Llegaramos a tiempo con los senadores territoriales (los nombra Les Corts)? Los plazos están muy ajustados.

-Están muy ajustados, y eso realmente está en el 'debe' del presidente Puig, que por intentar obtener un rédito electoral ha adelantado unas elecciones un mes, lo cual es totalmente sorprendente y va poner también en riesgo un efecto colateral con los senadores territoriales. Creo que los procesos electorales deben de respetar los tiempos y solo adelantarse cuando sea precisamente necesario, no solamente por táctica electoral. El PP, como ha dicho la presidenta Bonig, está preparado y decidido a intentar que la comunidad autónoma valenciana no siga por los derroteros de un gobierno tripartito de socialistas, comunistas, y partidos que lo que quieren es establecer políticas expansionistas de los Países Catalanes. 

Comenta esta noticia
Update CMP