21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El arresto de cuatro inmigrantes del CIE de Aluche por robar deja mudo a Podemos

Irene Montero y Rafael Mayoral "luchando" bajo la lluvia contra el CIE de Aluche.

Irene Montero y Rafael Mayoral "luchando" bajo la lluvia contra el CIE de Aluche.

El partido ha quedado peor que mal después de pasarse las últimas semanas intentando rentabilizar políticamente la situación de los centros de internamiento para extranjeros.

Quién no recuerda la imagen de Irene Montero, Rafael Mayoral y otros prebostes de Podemos apostados a las puertas del CIE de Aluche (el Centro de Internamiento de Extranjeros) bajo la lluvia pidiendo explicaciones al entonces director general de la Policía, Ignacio Cosidó.

El motín que el pasado 19 de octubre protagonizaron 39 internos argelinos sirvió a la formación morada para hacer política de esa que gusta a Pablo Iglesias, la de irrumpir en un Pleno del Congreso mostrando ejemplares de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Hasta consiguió Podemos que Cosidó se amedrentara ante cuatro tuits y convocara una reunión de urgencia para darles todo tipo de explicaciones sobre el trato de la Policía a los internos. Reunión, por cierto, que levantó ampollas entre los agentes, que se sintieron cuestionados. 

Iglesias y los suyos han seguido dando hilo a esa cometa durante semanas. Hasta el punto de que el 10 de noviembre llevaron a la Asamblea de Madrid una proposición no de ley para cerrar definitivamente el CIE de Aluche. La iniciativa, no obstante, se encontró con el rechazo frontal de PP, PSOE y Ciudadanos.

"En los CIEs se vulneran reiteradamente los derechos fundamentales como la asistencia letrada, las visitas de los familiares, el derecho de información sobre el derecho de asilo o la asistencia sanitaria", afirmaba entonces en su defensa la diputada de Podemos Lorena Ruiz-Huerta.

El 20 de noviembre los de Iglesias convocaron una manifestación a las puertas del centro exigiendo su cierre:

Pero hete aquí que una semana después, el domingo 27, 13 inmigrantes sabotearon la instalación eléctrica del controvertido CIE de Aluche, saltaron la valla y huyeron. Un día después, este lunes, cuatro de ellos fueron detenidos por la Policía cuando intentaban forzar la puerta de un supermercado del distrito de Arganzuela para entrar a robar.

¿Cuál ha sido la respuesta de Podemos? Un silencio sepulcral. Ni Pablo Iglesias, ni Íñigo Errejón, ni Irene Montero, ni Ramón Espinar, ni ningún otro dirigente del partido morado han dicho una sola palabra sobre ese robo frustrado que, cuanto menos, cuestiona la versión del partido morado sobre los CIEs.

Comenta esta noticia
Update CMP