03 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Beaumont abochorna a los sectarios que caricaturizan a Ayuso con un dato rotundo

Ayuso se ha trasladado a un apartahotel en el centro y desde allí trabaja de 15 a 18 horas diarias.

Ayuso se ha trasladado a un apartahotel en el centro y desde allí trabaja de 15 a 18 horas diarias.

Con los hechos, y los datos negro sobre blanco, encima de la mesa y entre sus manos la presidenta de la Comunidad de Madrid ha dejado en evidencia a más de dos en el momento justo y oportuno

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, es un buen ejemplo de que el liderazgo siempre tiene algo de imprevisible y de lo que implica tomar las riendas contra una crisis global.

Así, Antonio Martín Beaumont destaca este lunes en su columna de La Razón que "en apenas unas semanas, muchos madrileños se han sentido identificados con la personalidad desplegada" por Ayuso, con su capacidad para "generar confianza y con su claridad en un tiempo donde la confusión y el desánimo son notas características".

A su juicio, "se ha convertido en un referente del servicio público" mientras en La Moncloa "reinaban la imprevisión y la pasividad, cuando no sencillamente la temeridad".

No se puede olvidar, remacha que aunque el discurso oficial ha esparcido la idea de que era imposible prever el alcance de lo que venía el equipo de Pedro Sánchez manejaba toda suerte de datos y aun así alentó las manifestaciones del 8-M y permitió toda suerte de eventos musicales, deportivos y políticos en aquellos días.

Y así fue fue así como "el Consejo de Ministros de la nación empezó a ir a rebufo de la Comunidad de Madrid" en lo que Ayuso se hartaba de advertir a La Moncloa sin obtener respuesta.

Beaumont lo tiene claro: "Si la tarea de cualquier gobernante consiste en proteger y mejorar la vida de los ciudadanos, la referencia de lo que puede considerarse Política con mayúscula, en esas horas en las que nos topamos de golpe con el maldito virus, fue la Real Casa de Correos". 

Por si fuera poco, tras dar positivo por coronavirus, la presidenta regional se aplicó un severo protocolo de aislamiento y desde un apartahotel del centro de la capital, sola, improvisó un "despacho oficial" desde el que continuado combatiendo la crisis "pertrechada con dos teléfonos móviles, una tablet y un ordenador". 

Ayuso trabaja sin distracciones de lunes a domingo entre 15 y 18 horas diarias y acaba de confirmar que seguirá en aislamiento, aunque ya se encuentra bien de salud, sin hacerse la prueba que podría confirmar el negativo que le permitiría abandonar su retiro, "hasta que el test no esté disponible para todo el personal sanitario que lucha contra la pandemia".

Sin duda un mensaje que abochorna y deja en evidencia a otros políticos que han tenido "la posibilidad de utilizar los test de manera muy diferente a la de colectivos profesionales más expuestos a la enfermedad".

El director de ESdiario concluye que "hay quien, desde el sectarismo, caricaturiza a Isabel Díaz Ayuso por la firme defensa de sus convicciones" pero "lo cierto es que la presidenta de Madrid ha demostrado carácter a raudales, energía y compromiso" y, sobre todo, "los hechos son su mejor aval. Más todavía en momentos muy complejos en los que a la clase política, en general, le han faltado cuajo y determinación".

Comenta esta noticia