05 de agosto de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Traición dentro de Sálvame: vende a su compañera por un puñado de espectadores

Nueva ¿traición? dentro de Sálvame.

Nueva ¿traición? dentro de Sálvame.

Ni será la primera vez ni será la última que un colaborador del programa del corazón de Telecinco le clava el puñal por la espalda a un colega de cadena. No es fácil conservar la silla.

No será la primera ni la última vez que vuelan los cuchillos de la traición dentro del mismo equipo de Sálvame, pero el caso es que este lunes el programa de Telecinco comenzó con una información que podría suponer un cambio en la vida de uno de sus colaboradores.

Y la polémica no era solo por la información o el colaborador afectado, sino porque la fuente fue otro de los miembros de la plantilla.

Vamos, que un compañero traicionó a otro y tras descartar a Chelo García Cortés y Raquel Bollo, Gustavo González dio un paso al frente.

Contó que hace meses se puso en contacto con él una persona que le contó una información, "algo comprometido", que podía traerle consecuencias en su vida privada. No sabía si era cierto o no, así que lo puso en conocimiento de la dirección y les dio el contacto para que lo contrastasen: "No me considero un traidor, si se refieren a esa información, esto se ha hecho aquí conmigo 40.000 veces".

"¿Entonces es venganza?", se quejaban muchos compañeros mientras Kiko Matamoros le preguntaba cuántas veces lo había hecho...

Gustavo negó la mayor y explicó que lo había comentado con algún compañero, no recordaba si con Gema López o con María Patiño, que le aconsejó que se apartara y lo hizo, eso sí, contándoselo antes a la dirección.

Finalmente, se supo que la persona a la que afecta la información de marras era Raquel Bollo. Para mas "INRI" llueve sobre mojado porque no es la primera vez que sucede: Gustavo González ya facilitó una información por la que se supo que la colaboradora iba a ser abuela y no le avisó en privado, así que esta vez Raquel le advirtió: "Si es de mis hijos, no voy a pasar ni una más".

Es más, aseguró que si se tiene que ir de Sálvame para denunciar que se publique una información con respecto a sus hijos, lo hará. “A la dirección, sé que hacéis un trabajo pero hay que valorar lo que tenéis, valgo mucho como colaboradora pero más como persona y no puede ser cada dos semanas un palito”, se quejó Raquel Bollo porque, aunque Gustavo les ponga sobre la pista, ellos tienen la última palabra.

Veremos en qué termina todo esto y si vuelve a filtrarse la información que afecta a Bollo como ya pasó cuando se anunció que iba a ser abuela.

Comenta esta noticia