23 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un ministro rompe el silencio impuesto por Sánchez y deja "tirado" a Iglesias

Sánchez e Iglesias, con la Familia Real de fondo

Sánchez e Iglesias, con la Familia Real de fondo

El titular de Justicia se "salta" las instrucciones de Moncloa y valora los problemas judiciales de Podemos y su empecinamiento en derrocar al Rey.

En Moncloa reina la omertá en todo lo relativo a Pablo Iglesias y a Podemos. Solo ha hablado de sus problemas judiciales Pedro Sánchez brevemente, y para ponerle sordina con esa apelación a los plazos de la Justicia que se aplica solo cuando le viene bien.

Pero alguien ha roto tímidamente al menos ese silencio impuesto. Y nada menos que el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en una entrevista en la Cadena Ser que no le dejó escapatoria. Le preguntaron por la imputación de Podemos y de toda su cúpula, una circunstancia que en el pasado se esgrimió para desalojar al PP del Gobierno, y el titular de la cartera confesó: "Claro que preocupa".

Son solo tres palabras, pero la sordina puesta por el Gobierno para auxiliar a su socio las convierten en un hito. Siquiera efímero, porque a renglón seguido Campo se remitió al guión oficial impuesto por la Presidencia: hay que dejar "actuar a la Justicia"; el sainete que Sánchez esgrime para proteger a su aliado pero se saltó, entre tantas ocasiones, para derrocar a Rajoy.

 

Fuentes próximas al Gobierno explican a ESdiario que la preocupación, aunque no se reconozca en público, existe. Y ahí ubican las palabras del ministro de Justicia: es lo que piensa buena parte del Gabinete, donde se es consciente de la situación insostenible que tendrá Iglesias si el proceso judicial por la Caja B o por la tarjeta de Dina Bousselham avanza.

Pero mientras eso no ocurra, protección garantizada: ni una palabra mala saldrá de un socialista hacia el mudo Iglesias, el hombre que pasó de criticar las comparecencias por plasma de Rajoy a hacer las suyas desde el perfil corporativo de Podemos en Twitter. Sin preguntas, sin interacción, con él tapado y de vacaciones.

Con la Corona... un poco

Donde si fue más expeditivo Campo fue en el comportamiento de Podemos hacia la Corona: no parece que el PSOE le vaya a secundar ni en la persecución a don Juan Carlos ni, mucho menos, en el acoso al Rey Felipe. Tampoco en el cambio de sistema político, de la Monarquía Parlamentaria a la República.

"Todos los debates enriquecen la democracia, pero hay que buscar la oportunidad. Estamos en una situación muy compleja por la crisis económica y sanitaria y hay que buscar la oportunidad o serenidad necesarias para abordar debates con eficacia", dijo en la Ser, en un "ni para ti ni para mí" que reserva ese comodín para el propio Sánchez pero no alimenta de momento a Podemos.

Lo cierto, en este punto, es que el presidente del Gobierno no ha avalado las reiteradas campañas de Podemos contra la Monarquía, pese a tener el compromiso tras la investidura y la coalición de no tocar ese asunto. Pero no se ha opuesto vivamente a ninguna y ha contribuido a minar a la Corona siendo el primero en pedir el "exilio" de don Juan Carlos.

Comenta esta noticia