07 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Audi Q4 Sportback, “acercando” al e-tron

El nuevo SUV, coupé eléctrico de la marca de los cuatro aros llegará en 2021 y pone al alcance de un rango más amplio de clientes uno de sus modelos más deseados. Dinamismo y elegancia.

El séptimo modelo 100% eléctrico de Audi llegará en 2021 con el nombre de Q4 Sportback e-tron y con una carrocería mezcla de SUV y coupé . La marca alemana de los cuatro aros ya tiene listo el prototipo de este nuevo modelo, que ha sido presentado de manera virtual a la prensa, en un acto en el que ha participado el nuevo consejero delegado de Audi, Markus Duesmann, que ha repasado la estrategia de movilidad y electrificación en la que está inmersa la compañía.

Es el "hermano gemelo" del Audi Q4 e-tron concept presentado en el Salón de Ginebra de 2019 como su primer SUV eléctrico compacto. Ambos prototipos están impulsados por dos motores eléctricos (el delantero aporta 102 CV y el trasero 204 CV) que desarrollan una potencia conjunta de 225 kW (306 CV), lo que les permite acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada a 180 km/h. La batería que les alimenta está situada entre los dos ejes, ocupa casi todo el espacio de la zona inferior de la carrocería, pesa 510 kilogramos y dispone de una capacidad de 82 kWh.

Con ella ambos prototipos pueden recorrer más de 450 km de autonomía, de acuerdo con el estándar WLTP. En el caso de optar por las versiones de tracción trasera, la autonomía aumenta por encima de los 500 km. En un punto rápido de hasta 125 kW la batería puede recargarse en poco más de 30 minutos hasta el 80%. Para su fabricación se emplea la plataforma modular de electrificación (MEB) del Grupo Volkswagen, que es la que emplearán las diferentes marcas del consorcio automovilístico alemán para sus nuevos modelos cero emisiones. Esta plataforma, a diferencia de las anteriores del Grupo, ha sido diseñada solo para vehículos eléctricos y no pensando principalmente en los motores de combustión.

Coupé y eléctrico

En cuanto al diseño del prototipo Audi Q4 Sportback e-tron destaca por una línea de techo baja que se une con el alerón trasero situado en el borde inferior de la luneta. Otros rasgos diferenciadores son las amplias llantas de aleación de 22 pulgadas, la parrilla Singleframe cerrada y estructurada dentro de un marco octogonal amplio, casi vertical; los pasos de rueda pronunciados, las taloneras inferiores acentuadas, la banda luminosa que une los pilotos traseros y el logotipo "e-tron" iluminado.

Para el interior se ha elegido un tapizado con tejido de microfibra blanco y beige para los pilares de las ventanillas, la sección superior de las puertas y el salpicadero; mientras que el suelo se ha revestido con materiales reciclados. Los asientos de este cuatro plazas están tapizados en alcántara con costuras dobles y las molduras generan efecto de profundidad por el plexiglás esmerilado empleado. La instrumentación es digital, con función de realidad aumentada y puede mostrar directamente sobre la carretera información gráfica relevante, como las flechas para indicar el giro; y se complementa con la pantalla central del sistema de infoentretenimiento (de 12,3 pulgadas).

Los futuros Audi Q4 e-tron y Audi Q4 Sportback e-tron son claves en la ofensiva diseñada en 2018 por la marca alemana para que en 2025 ofrezca más de 20 modelos eléctricos puros en los mercados más importantes del mundo y lograr así que el 40% de sus ventas sean de modelos electrificados.

Comenta esta noticia