21 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Tribunal de Cuentas hunde a Iglesias: ve delito en la "Caja B" de Podemos

Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias.

El órgano de control solicita que sea la justicia ordinaria quien se haga cargo del nuevo caso de corrupción que afecta a los morados.

Poco a poco se va estrechando el cerco judicial contra Podemos y su contabilidad más que sospechosa. A la decisión de un juez de Madrid de imputar a la formación como persona jurídica y a varios miembros de su cúpula por financiación ilegal y otras irregularidades contables, se suma ahora un informe demoledor de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas.

Este órgano de control considera, tal y como ha adelantado la Ser, que hay delito en las cuentas del partido liderado por el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. Por ello, pide que sea la justicia ordinaria quien se haga cargo de la investigación.

 

Tras analizar los gastos de los morados para las elecciones generales del 28 de abril del año pasado -en concreto los servicios facturados por Neurona Consulting, la consultora con la que ha colaborado estrechamente Juan Carlos Monedero-, Miguel Ángel Torres, fiscal del Tribunal de Cuentas considera que podrían haberse cometido al menos dos delitos y tiene la firme sospecha de que el contrato con Neurona fue simulado.

 

No fueron trabajos de campaña

Torres entiende que los 290.000 euros que la consultora facturó a Podemos no pueden ser considerados "gasto electoral". El trabajo de Neurona Consulting fue previo a la propia campaña electoral y por lo tanto, no son de carácter subvencionable.

 

Irene Montero habla de "contagios judiciales".

Justo en el día en el que se conoce este demoledor informe de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas, la ministra de Igualdad y número dos de Unidas Podemos, Irene Montero, ha reaparecido en los medios de comunicación para hablar sobre el proceso que está investigando la financiación del partido y ha pedido que la Justicia "haga su trabajo con todo su rigor", si bien ha avisado que su formación "tiene memoria" respecto a las "decenas de escándalos" que les han montado.

En una entrevista en RNE,  Montero se ha referido a este asunto judicial en el que Podemos está imputado como persona jurídica y ha insistido en pedir a la Justicia que investigue "todo lo que tenga que investigar" pero, según ha defendido, nunca han encontrado "un indicio de delito" en su formación.

En este sentido, la ministra ha recordado los "escándalos" que les han llevado en varias ocasiones a los tribunales para tratar de crearlos "contagios judiciales" y se ha referido en concreto, como vienen haciendo en las últimas fechas, al caso especial de la dirigente de Unidas Podemos Victoria Rosell.

La ministra se ha mostrado dispuesta a dar las oportunas explicaciones sobre este asunto judicial ante la ciudadanía y ante los medios de comunicación, pero ha asegurado que no los van a "distraer" de su tarea de Gobierno.

 

Por ello, aunque ha recalcado su plena disposición ante la Justicia, ha defendido que son la "única fuerza" que está en Gobierno sin tener préstamos de entidades bancarias: "No nos van a distraer hablando de esas cuestiones antes que trabajar para luchar contra la violencia machista o de la economía de los cuidados".

Eso sí, Irene Montero ha evitado pronunciarse sobre el pronunciamiento del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pidiendo respeto a la independencia judicial y ha emplazado a que lo valore la ciudadanía. Esta manifestación del CPGJ se produjo en un momento en el que varios dirigentes de Unidas Podemos cuestionaron la labor de los jueces en el caso judicial que les atañe.

 

Comenta esta noticia