19 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rufián hace chistes en Twitter durante el homenaje a las víctimas de Hipercor

La vicepresidenta y el ministro del Interior, en la exposición-homenaje a las víctimas de Hipercor.

La vicepresidenta y el ministro del Interior, en la exposición-homenaje a las víctimas de Hipercor.

Mientras instituciones, partidos y representantes de la sociedad civil se unían para recordar la mayor masacre de la historia de ETA, el rey del trending topic hacía de las suyas.

Treinta años después de la mayor masacre de la historia de ETA, instituciones, partidos políticos, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y representantes de la sociedad civil se unieron este lunes para homenajear a los 21 fallecidos y a los 45 heridos del atentado contra el Hipercor de Barcelona.

En el acto, sencillo pero solemne, tomaron la palabra el presidente de la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que anunció la colocación de una placa conmemorativa en recuerdo de las víctimas. "Siempre la memoria de las víctimas estará en la ciudad de Barcelona", resaltó.

En el mismo no estuvieron el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, que visitó a Arnaldo Otegi en la cárcel y le llamó "abanderado de la reconciliación"; ni tampoco su número dos, Gabriel Rufián, que se ha hecho fotos con él en el pasado.

 

Mientras Barcelona homenajeaba a sus muertos, Rufián se dedicaba a hacer chistes en Twitter, donde es el rey del trending topic:

En el acto, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, reclamó la "defensa" permanente de las víctimas. "Peligra en ocasiones el relato, se busca a veces la equidistancia. Aquí hay unas víctimas y unos verdugos", recalcó.

Al mismo, en el lugar del atentado y junto al monolito que preside el lugar de la masacre, asistieron la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría; el presidente de la Generalitat, Carles Puidemont; el lendakari, Íñigo Urkullu; y la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, entre otras personalidades. También asistieron representantes de la Policía, Guardia Civil, Guardia Urbana, Bomberos y Mossos.

El momento más tenso del homenaje se produjo cuando tomó la palabra Puigdemont y fue interrumpido con gritos de "no a la independencia" y de "Viva España" por parte de los asistentes. Fue el propio presidente de la ACVT el que reclamó respeto y recordó que éste era un "homenaje a las víctimas y no un acto político". Éste terminó con una ofrenda floral y un minuto de silencio. La escuela de música de Lloret cerró el homenaje con el Canto de los Pájaros de Pau Casals.

Clamorosa fue la ausencia de los dirigentes nacionales de Podemos y de Izquierda Unida, algo que no pasó desapercibido en las redes sociales:

Por la mañana, en una entrevista en Radio Euskadi, el líder de Bildu, Arnaldo Otegi, anunció su ausencia del homenaje a las víctimas por "prudencia". La formación proetarra se ha negado a condenar la masacre que sacudió a la Ciudad Condal tal día como hoy de 1987.

"Hoy no vamos a estar porque queremos ser prudentes en eso, porque, a veces, tenemos la impresión de que nuestra presencia no favorece las cosas, sino que las entorpece. Y porque yo creo que, para que Bildu esté en un homenaje, primero hay que hablar con la gente que organiza el homenaje. Hay que pedirles con humildad si es conveniente o no determinadas presencias. Y eso es lo que hemos hecho", explicó.

Horas antes de este homenaje -se han producido varios en los últimos días-, el titular de Interior acudió a la inauguración de una exposición sobre la matanza.

 

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia