18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PSOE de Pedro Sánchez firma un nuevo pacto de la vergüenza con Bildu

Los socialistas se alían con los herederos políticos de ETA y con el PNV para repartirse el poder en la Asociación de Municipios Vascos (Eudel).

El Partido Socialista tiene otra muesca más en la tabla de agravios a los defensores del constitucionalismo, que tuvieron que asistir indignados a cómo desde Ferraz, la Moncloa e incluso la Radio Televisión Española de Rosa María Mateo se cortejaba sin miramientos al líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, que cumplió condena por su pertenencia a ETA.

Si el pasado mes de agosto, la líder del PSN, María Chivite, se convirtió en presidenta de la Comunidad Foral de Navarra gracias a la abstención de Bildu, los herederos políticos de la banda terrorista ETA, tras un acuerdo de gobierno con Geroa Bai -la franquicia navarra del PNV- Podemos y Izquierda-Esquerra, los del puño y la rosa acaban de suscribir un nuevo pacto de la vergüenza. Esta vez ha sido en Euskadi.

 

El PNV, EH Bildu y el PSE-EE han presentado una única candidatura para la renovación, el próximo 19 de septiembre, de la nueva ejecutiva de la Asociación de Municipios Vascos, Eudel, un órgano del que forman parte 245 ayuntamientos de Euskadi. Está encabezada por el peneuvista Gorka Urtaran, primer edil de Vitoria. Los socialistas tendrán una vicepresidencia y la formación liderada por Arnaldo Otegi, otra. 

Pactan con "quienes nos han perseguido para exterminarnos"

El acuerdo de los socialistas con jetzales y abertzales ha provocado duras críticas por parte del vicesecretario general del PP de Vizcaya, Carlos García, que ha señalado directamente al presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, como responsable de que los del puño y la rosa lleguen a un pacto con “quienes nos han perseguido para exterminarnos”.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP