El sector del automóvil valenciano sería el más perjudicado por el 'brexit duro'

Planta de Ford en Almussafes

Planta de Ford en Almussafes

Si se produce una salida del Reino Unido sin acuerdo con Bruselas, los aranceles afectarán al 57% de las exportaciones del automóvil.

Si el Reino Unido abandona la Unión Europea sin un acuerdo -brexit duro- las consecuencias que pueden producirse serían muy graves entre muchos empresarios y trabajadores de toda España, pero también de la Comunidad Valenciana. El sector del automóvil sería de los más perjudicados en nuestra Comunidad, junto con las comunidades de Navarra, Aragón y Castilla y León. 

El día después de un "brexit" sin acuerdo, los intercambios comerciales entre ambos lados del canal de la Mancha pasarían a regirse por las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Comenzarían a aplicarse aranceles e inspecciones aduaneras. La balanza comercial entre ambos favorece al mercado español, por lo que España quedaría especialmente perjudicada en ese escenario.

Los fabricantes de automóviles lo saben y ya lo han advertido en muchas ocasiones. Los perjuicios de un Brexit sin acuerdo, dicen, "serían infinitos", entre otros factores, por unos aranceles más altos (que afectarán al 57% de las exportaciones); la interrupción de las cadenas de suministro y la posible destrucción de empleo. La multinacional Ford, en Almussafes, de momento, no ha tocado en su restructuración mundial la planta valenciana porque sus números se resentirían gravemente.

No se puede olvidar otro sector que resultaría afectado, el agroalimentario. La Comunidad Valenciana exporta frutas y hortalizas, su cliente principal es Europa y dentro de Europa, uno de los más destacados es Gran Bretaña. Por último, el turismo, la gallina de los huevos de oro en la Comunidad, también sufrirá; especialmente en la Costa Blanca (Alicante).

El turismo británico no vendría de vacaciones

Como decimos, uno de los sectores a los que afecta la posibilidad de una salida de Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo es el turístico. El que es uno de los pilares de la economía valenciana se encuentra ahora mismo "en un escenario absolutamente inédito", según ha lamentado en varias ocasiones la Asociación Empresarial Hotelera de Benidorm y la Costa Blanca (Hosbec). 

Los hoteleros aseguran que "el turismo es una actividad económica que ha demostrado su potencia en momentos muy difíciles, como la crisis de 2007" y aunque señalan que es el sector que "mejor ha soportado las adversidades"., advierten al mismo tiempo que "si el 'brexit' sin acuerdo se produce el 31 de octubre, podría haber un periodo de shock de hasta seis meses de contracción del consumo en el turismo". Este proceso afectará a la economía de los británicos, a su poder adquisitivo "y a su capacidad de gasto y de salir de vacaciones", añaden.

Por otra parte, esta semana la portavoz del Consell Mónica Oltra recordaba que unos 11.000 valencianos viven en el Reino Unido y que 80.00 británicos tiene su residencia en la Comunitat. En agosto el presidente Puig anunció en agosto la elaboración  de un plan ante el efecto que puede tener un Brexit duro en el turismo y en las exportaciones valencianas. 

Comenta esta noticia
Update CMP