27 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Te desvelamos las 7 carpas con más éxito del Oktoberfest

Un año más ha llegado el momento de esta popular fiesta alemana que tiene repercusión a nivel mundial

La 185º Edición del Oktoberfest ya ha comenzado a celebrarse y atrae a visitantes de todas las partes del mundo y de todas las edades, que acuden al Theresienwiese con ganas de pasarlo bien. Un año más abren las puertas sus carpas, repletas de manjares bávaros y animadas con música tradicional que invitan a locales y visitantes a dejar atrás la rutina y a disfrutar de la vida.

Holidu ha elaborado una guía de las carpas más populares con todo lo que necesitas saber para sacarle el máximo provecho a la fiesta popular alemana. Te las mostramos ordenadas en base al número de menciones que acumulan en Instagram.

Schottenhamel

Una de las carpas más antiguas y con más tradición del Oktoberfest, tiene motivos para alegrarse, a la vista del número de menciones del que presume. No es de extrañar, ya que es en esta carpa donde, cada año, el alcalde de Múnich inaugura la fiesta popular más grande del mundo. El primer día de Oktoberfest, a las 12 en punto de la mañana (con puntualidad alemana) Dieter Reiter, el alcalde, perfora el primer barril de cerveza y pronuncia la frase „O’zapft is” (en dialecto bávaro, algo así como "ya está abierto ¡que comience la fiesta!") y sólo a partir de ese momento se puede empezar a servir cerveza. Otra particularidad de esta carpa es su mobiliario. En lugar de las largas mesas rectangulares típicas de este festejo, tiene mesas individuales cuadradas y bancos pequeños, lo que la convierte en el punto de encuentro preferido entre la gente joven y los estudiantes.

Schützen-Festzelt                                                                                                         

El segundo puesto se lo lleva otra carpa que también cuida con esmero su tradición: La Schützen-Festzelt, situada a los pies de la estatua "Bavaria". La carpa, renovada por primera vez en el año 2015, tiene un aforo total de 6.500 asientos, si se tiene en cuenta la galería que la rodea. Un dato curioso sobre la carpa Schützen es que cuenta con 110 campos de tiro. Cada año acoge el tradicional campeonato de tiro del Oktoberfest, dónde se pueden ganar premios por valor de más de 70.000 euros. Es una atracción que pocos turistas conocen, porque la fachada exterior es distinta a la del resto de carpas y no les invita a entrar. La carpa Schutzen es un punto de encuentro de gente joven local, por lo que su popularidad en Instagram es una consecuencia lógica.

Pschorr-Bräurosl

La carpa Bräurosl le debe su nombre a Rosi Pschorr, la hija del antiguo propietario de la fábrica de cerveza Pschorr, que era muy popular entre los visitantes del Oktoberfest por su belleza. Los instagrammers le tienen un especial cariño a la carpa Bräurosl y suben montones de imágenes a la red social. La carpa cuenta también con su propia cantante, que comparte nombre con la carpa y contribuye al ambiente tradicional bávaro que se respira en el interior. Bräurosl es una favorita entre las empresas de Múnich. La carpa también celebra el “Domingo Gay”, el primer domingo de Oktoberfest y el lunes siguiente vuelve a congregar a la comunidad gay para la celebración del Lunes Rosa partir de las tres de la tarde. Es prácticamente imposible no verla, teniendo en cuenta sus dos Maibaum (troncos de árboles pintados y decorados típicos de la región) de 20 metros de altura instalados en la entrada, que son el emblema de la carpa.

Käfer’s Wies’n Schänke

El cuarto puesto de la clasificación va para Käfer’s Wies’n Schänke, más conocida como la carpa Käfer. Para sentarse fuera no hacer falta reservar, pero si quieres sentarte dentro si. La pequeña carpa de la empresa de delicatessen Käfer es un destino popular entre los ricos y famosos, al que acuden año tras año celebridades y otros invitados de honor. Más que una carpa parece un edificio, ya que está hecha de madera auténtica al estilo rural con asientos rústicos y tiene la atmósfera de una granja bávara o de una cabaña de montaña, lo que le da un toque muy especial. Además la comida que sirven es digna de un verdadero gourmet. La carpa Käfer es, además, una de las pocas que sigue abierta después de medianoche (tampoco mucho, abren hasta las 12 y media). Quien quiera llevarse un recuerdo puede comprarse la famosa taza de la carpa y subir una foto con ella en Instagram.

Hacker-Festzelt

Conocida como "el cielo de Baviera" la carpa consigue colarse entre las cinco más populares de Instagram. Desde su renovación completa en 2016, la carpa Hacker es una de las más innovadoras de Oktoberfest y sorprende con su principal atracción; su techo corredizo, que se puede abrir por completo. Esta tecnología no solo proporciona una excepcional ventilación, sino que también permite observar el verdadero cielo de Múnich cuando hace bueno. Entre los visitantes habituales de la carpa destacan los jóvenes y los turistas estadounidenses, que siempre quedan encantados con la música Rock’n’Roll y las vistas del pabellón giratorio dónde se celebran conciertos.

Paulaner-Festhalle - Winzerer Fähndl

Tiene un ambiente más relajado, a juzgar por su perfil de Instagram. Es una carpa tradicional y espaciosa. La gente la llama tanto Paulaner-Festhalle como Winzerer Fähndl y está decorada con el típico estilo bávaro: Mesas largas para beber cerveza y coronas festivas de colores y cuadros en las paredes que muestran la Baviera rural y crean una atmósfera acogedora. El emblema de la carpa es una jarra de cerveza ¡de 6 metros de altura! que gira por encima de la carpa y se ve desde lejos. Y eso no es todo: la carpa Paulaner-Festhalle es la más ancha del Oktoberfest y te permite, por su distribución, ver a los músicos perfectamente te sientes donde te sientes. Además es la única carpa que cuenta con un suministro centralizado de cerveza, por lo que puede garantizar un suministro ininterrumpido. Entre los clientes habituales de la carpa se encuentran los jugadores del Bayern de Múnich.

Kuffler’s Weinzelt

Weinzelt Kuffler está especializada en romper con las reglas: está amueblada con bancos esquineros en lugar de los tradicionales bancos largos, sirven vino en lugar de cerveza y está abierta hasta la una de la noche, en definitiva una experiencia distinta y refrescante. Al contrario que otras carpas, dónde la cerveza es la reina, en esta sólo se sirve vino, cava y champán. Hay una cerveza que sí que se puede pedir aquí; cerveza de trigo Paulaner, pero sólo hasta a las 9 de la noche, luego se cierra el grifo y se sigue la fiesta con vino y demás. El menú también es digno de mención: Este año cuenta con 16 platos vegetarianos, 3 veganos, 2 sin lactosa en incluso 2 postres sin gluten. Tampoco se olvidan de los más pequeños: a la hora de comer ofrecen un menú más barato para niños.

Comenta esta noticia
Update CMP