El alcalde Ribó se lleva una sorpresa en su pleno estrella

Enmienda a la totalidad condensada en tres minutos. Un ciudadano censura a Ribó ante todos los concejales que no respete la libertad educativa, lingüística y de movilidad.

El pleno del Estado de la Ciudad de Valencia de 2018 será recordado por la sentencia de la portavoz y candidata a la alcaldía de Podemos (València en Comú: "No estamos aquí (en el Ayuntamiento) para gestionar, estamos para hacer política", soltó María Oliver en su turno de réplica en referencia a su grupo y al equipo de gobierno. Una declaración ilustrativa por parte de la tercera autoridad de la ciudad y responsable de Educación y Vivienda.

Minutos antes, hubo otro protagonista. Un vecino en representación de las pedanías del norte de Valencia quien reprochó a Joan Ribó "no conocer" la libertad. Su intervención en el pleno tiene todos los elementos para convertirse en viral.

El parlamento del ciudadano Víctor Pons fue una moción a la totalidad de la gestión del alcalde en materia lingüística, educativa y también de movilidad y de tradiciones. Pons lidera una entidad vecinal en favor de los espectáculos taurinos. El tripartito prohibió nada más acceder al gobierno els bous embolats y en corda al estimar que suponen un "maltrato" para los animales, al tiempo que retiraba las subvenciones a los festejos y escuelas taurinas.

Con el veto, las pedanías del norte y del oeste de Valencia tuvieron que suspender esta parte de sus fiestas populares. Lo llamativo es que las corridas de toros en Valencia no se ven afectadas, ya que la gestión del coso es de la diputación que está gobernada por los mismos partidos que en el cap i casalEU. Chocante resulta también que en municipios colindantes a Valencia, gobernados por Compromís o por el PSOE, sí que estén permitidos los toros embolados.

La prohibición de dichos festejos coincidió con la "recuperación" de la cabalgata de las Reinas Magas, Libertad, Igualdad y Fraternidad, un acto laico sin tradición, que organizó por última vez la República en 1937 y que ahora promociona la Societat Coral El Micalet, entidad que sí recibe ayudas económicas del ayuntamiento al igual que un buen número de entidades que abogan por los Països Catalans.

Campaña electoral

El pleno monográfico sobre el Estado de la ciudad de Valencia, promovido por Ribó, derivó en un debate electoral repleto de descalificaciones y con más referencia al pasado que al futuro. Los colectivos sociales que participaron en la sesión fueron críticos con la gestión de Ribó pero mucho más respetuosos en las formas que los portavoces municipales. "Usted es un vocero no un candidato", "la derecha ladra luego cabalgamos", "cuando habla hace el ridículo" o "están convirtiendo Valencia en la subsede de una república catalanista independentista", fueron alguna de las "proclamas" lanzadas por los líderes de los grupos municipales y que quedarán recogidas en el acta del pleno. Como también la intervención sorpresa sobre la libertad del ciudadano Pons.  

En el capítulo de anuncios, el alcalde adelantó que incrementará el número de terminales de teleasistencia para personas mayores  hasta alcanzar la cifra de 6.000 y se abrirá una oficina por la No Discriminación en la que equipos de especialistas atenderán a las víctimas de delitos de odio.

 

Comenta esta noticia
Update CMP