06 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Fumata blanca: ERC acaba con su postureo y da luz verde definitiva a Sánchez

Rufián, de espaldas; Aragonés al fondo en el Consell Nacional de ERC.

Rufián, de espaldas; Aragonés al fondo en el Consell Nacional de ERC.

Sin sorpresas, el Consell Nacional de los de Junqueras avala el pacto con el PSOE y allana definitivamente la investidura. Sánchez será presidente el martes.

Se acabó el postureo. Oriol Junqueras pone la pista de aterrizaje a Pedro Sánchez. Si no hay sorpresas de última hora, el líder del PSOE será de nuevo presidente del Gobierno el próximo martes gracias al dedo hacia arriba del inquilino de una celda de la cárcel de Lledoners. En concreto, el visto bueno a Sánchez ha llegado con 196 votos a favor y 4 en blanco.

De esta forma, el Pleno de investidura comenzará el sábado a las nueve de la mañana y la previsión es que la primera votación tenga lugar al mediodía del domingo, víspera de Reyes.

Así lo ha decidido la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que ha formalizado este jueves la convocatoria del debate de investidura para los días 4 y 5 de enero, y para el 7 en caso de que, como se prevé, Sánchez no salga elegido en el primer intento la mayoría absoluta, fijada en 176 votos.

El Consell Nacional de ERC ha validado finalmente este jueves el acuerdo que ha alcanzado con el PSOE de establecer una mesa de negociación entre gobiernos para buscar una solución al conflicto en Cataluña, por lo que se abstendrá en la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno.

Así lo ha anunciado la formación republicana en un comunicado tras la reunión de su órgano de dirección, en el que ha explicado que este órgano ha apoyado el acuerdo con el PSOE "por una amplia mayoría". Ese 196 síes y tan solo 4 votos en blanco.

Con esta decisión los republicanos modifican su negativa inicial a la investidura de Sánchez y se abstendrán, de manera que el presidente socialista logrará los votos necesarios para ser investido y seguir en la Moncloa.

Así, el acuerdo incluye el compromiso de crear una nueva mesa de negociación paritaria entre el Gobierno español y el catalán para buscar una solución al "conflicto político" en Cataluña, según recoge el documento que este lunes ha avalado el Consell Nacional de los republicanos.

Esta mesa, que se compondrá con los miembros que cada delegación decida, se pondrá en marcha en el plazo de 15 días desde la formación del Ejecutivo español y "actuará sin más límites que el respeto a los instrumentos y a los princpios que rigen el ordenamiento jurídico democrático".

El objetivo es que las medidas que se propongan para materializar los acuerdos a los que llegue esa mesa se sometan en su caso a la validación de la ciudadanía de Cataluña a través de una consulta "de acuerdo con los mecanismos previstos o que puedan preverse en el marco del sistema jurídico-político".

 

El texto íntegro del acuerdo al que han llegado PSOE y ERC es el siguiente:

"ACUERDO PARA LA CREACIÓN DE UNA MESA ENTRE EL GOBIERNO DE ESPAÑA Y EL GOVERN DE LA GENERALITAT DE CATALUÑA PARA LA RESOLUCIÓN DEL CONFLICTO POLÍTICO

Las partes firmantes de este acuerdo constatamos que nos encontramos ante la oportunidad de desbloquear y encauzar el conflicto político sobre el futuro de Cataluña y establecer las bases para su resolución, pues hay voluntad de diálogo para alcanzar un acuerdo que nos permita superar la situación actual.

El reconocimiento de esta oportunidad, y la voluntad y firmeza política expresada por ambas partes, permiten explorar y abordar la apertura de una nueva etapa basada en el diálogo efectivo, abierto y sincero y apostar por el reconocimiento y entendimiento institucional. Por todo ello, conforme a los principios de lealtad institucional y bilateralidad que rigen el marco político de relación entre el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat de Cataluña, acordamos lo siguiente:

1. El reconocimiento del conflicto político y la activación de la vía política para resolverlo. Partimos del reconocimiento de que existe un conflicto de naturaleza política en relación al futuro político de Cataluña.

Como cualquier conflicto de esta naturaleza, sólo puede resolverse a través de cauces democráticos, mediante el diálogo, la negociación y el acuerdo, superando la judicialización del mismo.

2. Creación de una MESA BILATERAL DE DIÁLOGO, NEGOCIACIÓN Y ACUERDO PARA LA RESOLUCIÓN DEL CONFLICTO POLÍTICO.

Por ello, adoptamos el compromiso de crear una Mesa de diálogo, negociación y acuerdo entre Gobiernos, que partirá del reconocimiento y legitimidad de todas las partes y propuestas y que actuará sin más límites que el respeto a los instrumentos y a los principios que rigen el ordenamiento jurídico democrático.

Esta Mesa como instrumento político se sustenta en los siguientes principios:

1) Composición: el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat de Cataluña. Se establecerán las delegaciones de forma paritaria y con los miembros que ambas partes decidan.

2) Contenido: diálogo abierto sobre todas las propuestas presentadas. Todas las partes aportarán con libertad de contenidos sus propuestas detalladas sobre el futuro de Cataluña. Y se valorarán, debatirán y argumentarán las posiciones al respecto de cada propuesta.

3) Calendario transparente: la Mesa iniciará sus trabajos en el plazo de quince días desde la formación de Gobierno de España y establecerá plazos concretos para sus reuniones y para presentar sus conclusiones.

4) Seguimiento y garantías de cumplimiento: la Mesa establecerá mecanismos para garantizar el inicio y mantenimiento de su actividad y el cumplimiento de los acuerdos.

En este espacio deberán buscarse acuerdos que cuenten con un apoyo amplio de la sociedad catalana. En este sentido, ambas partes se comprometen a impulsar la efectividad de los acuerdos que se adopten a través de los procedimientos oportunos. Las medidas en que se materialicen los acuerdos serán sometidas en su caso a validación democrática a través de consulta a la ciudadanía de Cataluña, de acuerdo con los mecanismos previstos o que puedan preverse en el marco del sistema jurídico-político.

Esta Mesa se coordinará con otros espacios de diálogo institucionales y parlamentarios ya existentes, que deberán potenciarse. Entre otros, la Comisión Bilateral Generalitat-Estado recogida en el Estatuto de Autonomía de Cataluña y la Taula de Partits existente en el Parlamento de Cataluña".

Comenta esta noticia