17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ponen una calle a Amancio Ortega en Sevilla y Podemos monta en cólera

Teresa Rodríguez, líder de Podemos Andalucía.

Teresa Rodríguez, líder de Podemos Andalucía.

Los morados vuelven por donde solían en su acoso al empresario de más éxito en España. Y la última muestra, su reacción al homenaje al dueño de Inditex por su generosidad.

Otra vez, Podemos contra el empresario más exitoso y altruista de España. El último pleno celebrado por el Ayuntamiento de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), gobernado por un independiente  junto con el PP y la también fuerza independiente Sanlúcar Activa, ha aprobado dedicar una avenida del pueblo a Amancio Ortega, fundador del grupo Inditex, por la "generosidad" gracias a la cual ha "salvado la vida" a numerosos enfermos de cáncer.

El PSOE y Podemos -con su marca Adelante Sanlúcar Avanza- han votado en contra, señalando este último grupo las "dudas" que rodean a la figura de Ortega y la relación de "sanluqueños ilustres" que aún carecen de presencia en el callejero. Pero la reacción de los morados ha sido, además, agria. La califican de "cacicada".

Mediante esta modificación del nomenclátor del municipio, la actual avenida del Polideportivo será nominada en honor de Amancio Ortega, defendiendo el alcalde, Eustaquio Castaño, que "la generosidad de Amancio Ortega (en materia sanitaria) está haciendo la vida más fácil a muchos enfermos de cáncer en España, entre ellos varios vecinos de Sanlúcar".

"Estos sanluqueños que libran sus particulares batallas contra el cáncer con algunos de los aparatos que la Fundación Amancio Ortega ha donado a los hospitales públicos son los que nos han animado a tramitar la propuesta", ha defendido, insistiendo en que el empresario "es un salvador de vidas y hay que reconocérselo".

No obstante, desde Adelante Sanlúcar Avanza, el concejal Vicente Manuel Terenti ha acusado al alcalde de "romper el consenso" y promover "una cacicada".

Al respecto, Terenti ha explicado que en el Ayuntamiento mediaba la tradición "no oficial" de que las nominaciones de calles y plazas derivasen del "respaldo ciudadano" y estuviesen sujetas al "consenso político", para que reflejen siempre "la voluntad popular" y evitar así "polémicas".

Comenta esta noticia
Update CMP