19 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Junqueras arremete contra los delirios de Torra y la violencia de los CDR

El exvicepresidente de la Generalitat afirma que por esa vía no se va a ninguna parte y reclama a Sánchez diálogo sin condiciones, además de reconocer que no quiere elecciones.

Oriol Junqueras ha vuelto a poner distancia con Quim Torra, afeándole su ayuno y sus ánimos a los políticos en huelga de hambre, así como a los que están incendiando la calle. El exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, eso sí, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que afronte "un diálogo sincero y sin condiciones", y que sea valiente y no se deje llevar por el PP y otros partidos que, según él, quieren involucionar España.

En una entrevista este domingo en El Periódico, Junqueras ha reconocido que no quieren elecciones ni en Cataluña, ni en España, ya que ha asegurado que "hay estabilidad, pese a la injusticia y la complejidad del momento", aunque también ha afirmado que no tienen miedo a ninguna convocatoria electoral.

El líder de ERC, que se encuentra encarcelado en Lledoners (Barcelona) ha defendido que "sobra gesticulación y falta eficacia y discreción" para llevar adelante el proceso independentista, y ha criticado las actuaciones de los CDR, ya que, a su juicio, con encapuchados no se ensancha la base, ni se construye República.

Junqueras ha defendido que Cataluña debe priorizar el acuerdo, "tal como hizo Escocia", y ha añadido que sabe que Madrid no es Londres, pero que quiere creer que el Estado no enviará a un ejército para imponer por las armas su voluntad a la ciudadanía.

 

"Nosotros arriesgamos, el PSOE no lo hace", ha subrayado Junqueras, que ha reiterado que Sánchez no debe estar condicionado por el discurso de la extrema derecha, que pide un nuevo 155, ya que ha sostenido que estos partidos nunca tendrán suficiente.

Preguntado por la huelga de hambre, Junqueras ha opinado que "es un recurso extremo", y ha destacado que su prioridad es estar fuerte para el juicio, ya que ha asegurado que será largo y duro.

El exvicepresidente ha respetado la decisión de los exconsellers de JxCat que están en huelga de hambre: "La huelga merece todo el respeto y consideración", así como los ayunos encadenados en los que ha participado el presidente de la Generalitat, aunque no comparte esta actitud ni cree que aporte ningún avance.

 

Comenta esta noticia