13 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Gato encerrado: ¿Puede Sánchez con este sueldo permitirse tantas vacaciones?

El largo y costoso viaje del ex líder del PSOE y su familia siguiendo la conocida Ruta 66 ha levantado ampollas entre sus críticos con una pregunta que resuena en el partido.

Primero por lo ético y luego por lo estético. Las vacaciones de Pedro Sánchez han generado malestar entre los socialistas por el momento y el destino que ha elegido para poner más de 9.000 kilómetros de por medio, cuando su partido se desangraba como nunca en su historia.

Los detalles de su tournée norteamericana han hecho aflorar los comentarios entre políticos y opinadores sobre los caprichos que desde el pasado verano viene dándose el exsecretario general del PSOE.  

¿Puede permitirse Sánchez embarcarse junto a su esposa Begoña Gómez y sus dos hijas en un viaje no precisamente de bajo coste?

Según la declaración de bienes presentada por Sánchez en el Congreso, en 2015 percibió como diputado socialista un total de 23.527 euros, aunque no ejerció como parlamentario el año completo.

Desde su defenestración como secretario general en el convulso Comité Federal del 1 de octubre, Sánchez y su familia comenzaron unas vacaciones inspiradas en la conocida Ruta 66, también llamada de Main Street of América o The Mother Road, que tiene aproximadamente 4.000 kilómetros que unen Los Ángeles con Chicago o viceversa.

Esta ruta se hizo muy famosa porque era la que seguían los inmigrantes que viajaban al Oeste en busca de fortuna y una mejor vida, sobre todo durante la crisis de los años 30.

Durante los diez días que Sánchez ha desaparecido de España ha podido visitar algunas de las ciudades más chic y más caras de Estados Unidos, desde Los Ángeles (con destinos como Malibú, Beberly Hills o Hollywood) hasta Florida, pasando por la muy elitista Sausalito -donde tienen mansiones las mayores fortunas del planeta- o San Francisco, la capital tecnológica del mundo.

En un estimación con los presupuestos que ofrecen las agencias, sólo en aviones los Sánchez se habrían gastado en torno a los 5.ooo euros, al margen del alojamiento y los desplazamientos.

Como diputado raso sin portavocía alguna -tras su dimisión- Sánchez  percibirá a partir de ahora 2.813,87 euros brutos en 14 pagas. A ello sumaba hasta su salida de la Secretaría General otros 1.547,15 euros mensuales como presidente del Grupo Socialista. Cabe recordar que los diputados por Madrid son los que menos extras perciben al no tener dietas por estancia y por transporte. 

A la ruta por Estados Unidos se unen los kilómetros que ya recorrieron los Sánchez Gómez en verano. Se dejaron ver en Ibiza, Mojácar, Benicasim, Vera... Así de bronceado volvió para decirle a Mariano Rajoy "no es no" en el debate de investidura.

Comenta esta noticia