El hospital de campaña de La Fe tendrá 138 camas menos y Bravo ve caos en Madrid

Hospital de campaña junto a La Fe

Hospital de campaña junto a La Fe

La consellera Gabriela Bravo defiende el "modelo valenciano" de hospitales de campaña y critica que en Ifema, en Madrid, ha habido "caos, desorden y falta de seguridad".

Los tres hospitales de campaña en la Comunitat estarán en servicio con retraso. Tampoco se cumplirán las previsiones respecto a las 1.100 camas previstas (500 en Valencia, 400 en Alicante y 200 en Castellón). Las carpas, similares a las que se instalan en las fiestas de Fallas, van tomando forma y las obras en la estructura, tanto en paralelo como en longitudinal, lleva un buen ritmo.

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha explicado que la estructura de los hospitales de campaña de la Comunitat Valenciana estará acabada entre el 8 y el 10 de abril (el 8 el de Castelló, el 9 el de València y el 10 el de Alicante) para que se pueda instalar el equipamiento clínico. En València ya está montado el 50% de las secciones, en Castelló, el 40%; y el montaje en Alicante lleva un retraso de dos días por cuestiones técnicas relacionadas con las lluvias.

El hospital más grande, el que se ubica en una campa junto a La Fe de Valencia, no tendrá 500 como se anunció. Finalmente ha quedado reducido a 362, según pudo confirmar ESdiarioCV de fuentes de las tres empresas que participan en el montaje. En la previsión inicial no se había tenido en cuenta la necesidad de establecer espacios entre las camas, lo que se entiende como zona de maniobra.

Durante el montaje se están produciendo algunas contradicciones, según admiten las mismas fuentes, debido a indefiniciones del proyecto. En un primer momento se trasladó que los hospitales contarían con UCI lo que hacía más compleja la obra.

La infraestructura y el equipamiento básico funcional tiene un valor de 4,8 millones de euros, a lo que se sumará el presupuesto de Sanidad para equipamiento médico.

Falta de seguridad en Madrid

La oposición ha defendido que en vez de los hospitales de campaña se podía haber utilizado las instalaciones de Feria Valencia o IFA en Alicante. La consellera de Justicia sostiene que la "gran ventaja" del modelo valenciano es que los hospitales van a funcionar como una "ampliación" de los centros nodriza (La Fe de València, y los Generales de Alicante y Castelló). "Esa es la gran diferencia y ventaja con respecto a Ifema -la instalación en la Comunidad de Madrid-, donde se ha visto desorden, caos y falta de seguridad", ha manifestado, y ha criticado que en la instalación madrileña ha habido "quejas de los sanitarios también".


Así, Bravo ha defendido que los hospitales de campaña valencianos "funcionarán dentro del sistema integrado de los principales, lo que supone que la organización se lleva desde el propio hospital". De estos manera, los centros tendrán una "capacidad de ampliación para derivar en los sistemas que ellos quieran adoptar".

"Se está planteando llevar a enfermos en última fase de recuperación, que tendrán una ubicación diseñada y bien integrada con el centro", ha manifestado a Europa Press.

Además, ha apuntado que esta infraestructura se desmontará y se utilizará en otras ocasiones. "Cuando esto pase, que va a tardar meses, así como Ifema va a tener que ser desmontado porque su uso se va a requerir en un breve período de tiempo para su actividad habitual, esta infraestructura va a estar instalada y preparada los meses que sean necesarios", ha indicado.

 



"Los hospitales tendrán que ir recuperando la normalidad. Nos vamos a encontrar, una vez pase el pico, en una situación de seguir asistiendo y atendiendo afectados por el Covid-19, y a la vez, ir recuperando la normalidad", ha explicado, por lo que ha defendido el "modelo valenciano" de dotar de mayor infraestructura a los hospitales existentes.

Mayor riesgo en la Comunitat

Asimismo, Bravo también ha indicado que cuando esta infraestructura se desmonte, se va a guardar y se podrá utilizar para "cualquier tipo de emergencia".

"La Comunitat Valenciana es uno de los lugares de mayor riesgo derivado del cambio climático, estamos en la zona cero. Nos hemos enfrentado en pocos meses a una DANA y al temporal Gloria, y esto nos va a permitir disponer de una infraestructura para el futuro para evacuar a población", ha puesto como ejemplo.

Igualmente, ha indicado que toda la inversión que se ha hecho o se va a hacer en logística sanitaria revertirá a los propios hospitales. Para la consellera, con este proyecto se permite atender al sistema de salud para "evitar el colapso" y disponer de infraestructura apta para una situación de emergencia.

Por otra parte, interpelada sobre por qué no se ha puesto en marcha el Hospital Militar de València para atender a enfermos, Bravo ha detallado que esta instalación "no ha recibido un informe positivo de viabilidad por parte de las autoridades sanitarias".

"Mientras que en la Antigua Fe hemos creado infraestructura para poder disponer de espacio suficiente, sin embargo, no lo podíamos hacer en el Hospital Militar, ya que esta edificación no reunía las condiciones básicas para poner en marcha un hospital", ha explicado.

 

Comenta esta noticia