22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Junta Electoral auxilia a Sánchez y deja en el aire el debate de Atresmedia

Con una injerencia inaudita en la libertad de prensa, la Junta intenta librar a Sánchez del único debate con cinco candidatos que había aceptado a regañadientes.

La Junta Electoral ha entrado en campaña, y en favor de Pedro Sánchez, con una inaudita decisión que deja provisionalmente congelado el único debate en el que iba a participar el candidato del PSOE, en Atresmedia, midiéndose en la cadena privada a sus rivales de PP, Cs, Podemos y Vox.

La presencia del partido de Abascal es la excusa formal para poner en entredicho un debate que, como todos los demás, no era del gusto de Sánchez, remiso a celebrarlos en cualquier formato hasta el punto de negarse a los "cara a cara" que él mismo exigió a Rajoy.

El carácter extraparlamentario de Vox es la endeble justificación para tratar de imponer un cambio de formato que expulse a la formación, una circunstancia que en 2015 no se esgrimió cuando Podemos y Ciudadanos carecían de presencia institucional: entonces se entendió que su evidente ascendencia social, recogida como en el caso de Vox en todos los sondeos, avalaba su presencia en televisión.

 

El propio Abascal ha arramblado contra la cacicada, con un contundente mensaje: "Algunos no saben qué hacer para excluir a Vox o para incluir a sus socios separatistas y golpistas en el debate, ha dicho en referencia a Sánchez y a los partidos que acudieron a la Junta Electoral a reclamar una decisión como la ahora adoptada.

Rosa Díez ha recordado, para evidenciar el carácter arbitrario de la Junta, que en 2015 UPyD fue excluida de los debates pese a tener grupo parlamentario aún y que, por contra, se consintió la presencia de dos formaciones sin él con mucho más tirón electoral en los sondeos, en referencia a las siglas de Rivera e Iglesias.

En 2015 la Junta no se inmiscuyó en debates que incluyeron a Cs y Podemos pese a no estar en el Congreso

El candidato del PP, Pablo Casado, también ha mostrado su indignación y ha aprovechado para exigirle un cara a cara al escurridizo Sánchez, con una apelación personal directa a su rival socialista: "¿De qué tiene miedo?".

Un escándalo con todo ya previsto

El debate de Atresmedia, programado para el día 23 de abril con Vicente Vallés y Ana Pastor de moderadores y primeros nombres del análisis político para desbrozarlo a continuación, tiene ya elegido el orden de intervenciones, la posición de los candidatos en el plató y hasta los atriles. Ahora queda por aclarar qué hará Atresmedia tras la decisión de la Junta, aunque todo indica que, en cualquier circunstancia, lo celebrará.

Comenta esta noticia
Update CMP