15 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ussía destapa por qué Ramos no quiere a Conte y destruye al futbolista merengue

Malas noticias para el defensa del Real Madrid y sus planes de futuro más cercanos. No se caracteriza el periodista por morderse la lengua a la hora de soltar bombas y esta vez tampoco.

A pesar de la abultada victoria en Copa del Rey frente al Melilla ya a los mandos de Santiago Solari, no corren buenos tiempos para el Real Madrid y un madridista como Alfonso Ussía así lo demuestra este jueves festivo en su columna de La Razón.

Analizando las posibles causas de la crisis que atraviesa el equipo blanco asegura que "Florentino puede presumir de muchos y sonados triunfos. Cuando los ha conseguido ha tenido siempre en el vestuario a un buen gestor de estrellitas" y "entre las estrellitas, la que más brilla es la de Sergio Ramos, que ha tomado el relevo de Iker Casillas y de Raúl. Zidane, harto de los jugadores, se marchó en el momento oportuno, apenas tres días después de ganar la Liga de Campeones, Championlí, en el peculiar lenguaje del defensa camero".

A su juicio, "el gran fallo de Florentino es su proclividad a tolerar la falta de disciplina en el vestuario del Real Madrid. Zidane estaba harto. Y la llegada a trompicones de Lopetegui no auguraba nada bueno. El guipuzcoano se encontró con un inconveniente que no había programado. Que en el Real Madrid de fútbol el que manda es Ramos, el que impone a sus amigos en las alineaciones es Ramos, el que veta a jugadores es Ramos y el que se ha convertido en un colagoles es Ramos". 

Dice Ussía que el "madridista pipero elogia su gol al Atlético en la prórroga de la final de la Copa de Europa. Magnífico gol. Pero se olvida de los millones de euros que le ha costado al Real Madrid aquel milagro".

En su argumentación señala que "Ramos no quiere a Conte, porque manda. Tampoco quiso a Mourinho y a Capello. Sucede que en tiempos de Mourinho y Capello los que mandaban en el vestuario eran otros. Ramos quiere para el Real Madrid un entrenador a su medida, y Lopetegui parecía serlo. Pero entre todos los jugadores se lo han cepillado. Ramos, que fue renovado con la generosidad ciega del forofo, no tiene sitio en el Real Madrid. Infecta el juego y la armonía. Nunca ha destacado por su gran inteligencia, pero ha sido un buen jugador. De haber destacado por su inteligencia hubiera sido, probablemente, el mejor defensa central del mundo. Pero su tiempo, que no su capacidad de mandar a los entrenadores, parece que se acerca al final". 

Para Ussía "no tiene razón la nota de despedida del Real Madrid cuando se refiere a la desproporción de los resultados obtenidos en la breve era de Lopetegui con la calidad de la plantilla. Esa calidad innegable está cansada y amortizada. Ramos defiende a Isco, cuando Isco es un brillantísimo jugador de fútbolsala".

En conclusión, que "Lopetegui ha fracasado, pero del desmoronamiento deportivo de la sección de fútbol, la culpa la tiene el presidente, que ha sido torpe en las incorporaciones, y blando con quien, en verdad, manda en el Real Madrid. Como sucedió con la marcha de Raúl y Casillas, el día que Ramos se busque otro equipo para terminar su actividad profesional, se disiparán las nubes. Entrenador de verdad, exigencia, trabajo y autoridad. Las estrellitas o las estrellas que respondan. El Real Madrid necesita contratar tres o cuatro grandes jugadores. Es más sencillo que se vaya Ramos que el presidente que le ha permitido todo". 

 
Comenta esta noticia
Update CMP