28 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Thomas Lemar: La incógnita del Atlético de Madrid

Lemar disputa un balón con Canales en el encuentro del sábado ante el Betis.

Lemar disputa un balón con Canales en el encuentro del sábado ante el Betis.

No ha habido jugador en la historia reciente del Atlético que haya tenido más oportunidades por parte de Simeone que Thomas Lemar, que no aprovecha ninguna de ellas.

El futuro del francés estuvo lleno de mucha incertidumbre durante todo el mercado de verano, ya que su salida era una prioridad para la directiva metropolitana. No obstante, el club nunca recibió una oferta que se acercara a lo que hace ya tres años se pagó por él (70 millones de euros), una cifra que, si se compara con lo que ha demostrado el mediocampista, parece muy exagerada.

Sin embargo, a varias semanas de haber cerrado la ventana de fichajes, el mediapunta galo sigue estando a disposición de Simeone y tendrá, una vez más, otra oportunidad de demostrar las cualidades que lo hicieron llegar a Madrid.

Sumergido en el abismo

El volante francés, campeón del mundo en 2018, llegó a ser una de las revelaciones de la temporada 2016-17, cuando vestía los colores del Mónaco; un año en el que lograría ganar la Ligue One y alcanzaría las semifinales de la Liga de Campeones, siendo un jugador fundamental en ambos certámenes. Dichas actuaciones lo llevaron ser la gran apuesta del Cholo en 2018.

Sin embargo, la carrera de Lemar cayó en un letargo sin precedentes porque, aunque el técnico argentino no deja de creer en sus capacidades, su desenvolvimiento en los tres cursos dentro de la institución ha sido muy displicente.

El francés posee mucha capacidad para crear jugadas de peligro, un potencial que podría ser capitalizado por los delanteros, pero dichas habilidades no las está demostrando, por el contrarío, se le percibe como un mediapunta con poca visión de juego, temeroso y con falta de carácter. 


Números muy pobres

Durante su estancia en el Atlético, los números del mediocampista no han sido los esperados. Con su llegada, el club del Metropolitano pretendía contar con mayor cantidad de oportunidades de peligro y que se convirtiera en el encargado de la creación de juego. No obstante, esta función no la está cumpliendo y lo único que está mostrando son displicencias a la hora de atacar, falta de ideas y poca capacidad a la hora de defender. 

Esta situación le ha hecho perder mucho protagonismo en la idea de juego del entrenador argentino. En su primera temporada en el Atlético (2018-19) fue donde pudo contar con mayor participación (43 partidos, tres tantos y seis asistencias); siendo el curso anterior el más flojo en el ámbito ofensivo, pues no pudo marcar ni dar asistencias en 29 encuentros.


Una nueva oportunidad

En esta temporada el galo contará con una tercera oportunidad, tal vez la última como jugador del Atlético, para aplacar todas las críticas de sus detractores y demostrar sus capacidades como jugador. Este volante, de volver a levantar su nivel de juego, sería una excelente opción para el Cholo, a priori, como alternativa desde el banco, permitiéndole tener mayor rotación en el primer equipo. Además, de conseguir su mejor versión, se convertiría en un elemento más que importante en la ofensiva rojiblanca, pues el conjunto metropolitano lograría establecer un gran poderío en el ataque con el francés, el uruguayo Luis Suárez, Diego Costa y Joao Félix.

Lemar ha sido titular en los dos últimos encuentros de Liga del Atlético de Madrid, frente al Celta en Balaídos y el pasado sábado en el Metropolitano frente al Betis. El equipo rojiblanco ganó los dos partidos, pero el concurso de Lemar pasó completamente desapercibido y fue sustituido en ambos choques. Sin embargo, el entrenador sudamericano todavía cree que puede ser un jugador muy importante durante esta temporada, un año en el quiere volver a conseguir LaLiga y alzarse con la Orejona. 

Comenta esta noticia
Update CMP