07 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Puigdemont da la puñalada final al PDeCAT y se apropia a escondidas de JxCAT

Puigdemont, frente al Parlamento Europeo en Bruselas.

Puigdemont, frente al Parlamento Europeo en Bruselas.

En la guerra en el independentismo todo vale. ESdiario ya contó como el fugado ha dinamitado a la antigua Convergencia. Pero la última ha sido auténtico juego sucio.

Todo vale en la guerra civil que vive la antigua Convergencia, dinamitada en al menos 7 nuevos partidos y cuya candidatura para las próximas elecciones catalanas se disputan Carles Puigdemont, Jordi Sánchez, los actuales colaboradores de Quim Torra y los moderados del PDeCAT y del nuevo Partido Nacionalista Catalán.

Y en esta jungla de siglas el fugado de Waterloo ha dado un golpe de efecto que se ha conocido este viernes. Puigdemont ha logrado hacerse con el control de la marca de Junts per Catalunya después de que el registro de partidos del Ministerio del Interior haya aceptado un cambio y ahora aparezca como presidente de la formación el alcalde de Balenyà (Barcelona), Carles Valls, según han explicado fuentes cercanas a la operación.

Según ha informado Catalunya Ràdio, Valls es un alcalde afín al expresidente catalán, y la nueva dirección que aparece en el registro de partidos corresponde a un despacho profesional de un miembro del secretariado de la Crida, que preside Jordi Sànchez.

Fuentes del PDeCAT han asegurado sin embargo que tienen documentos que indican que no se puede hacer esa operación, y que los tramitarán y harán "las acciones que consideren oportunas".

M.B
Comenta esta noticia