02 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Revilla y Urkullu se alían y demuestran que la sexta alarma es un cambalache

Urkullu y Revilla en uno de sus encuentros institucionales.

Urkullu y Revilla en uno de sus encuentros institucionales.

Los pactos secretos del presidente evidencian que su ministro Salvador Illa es un mero convidado de piedra en la desescalada. El presidente cántabro y el lendakari lo confirman.

Solemnemente dijo este martes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que los viajes entre comunidades autónomas no serán permitidos hasta la nueva normalidad, el próximo 21 de junio. Lo aseguró en la rueda de prensa en La Moncloa tras la reunión del Consejo de Ministros, desautorizando de paso a su compañero José Luis Ábalos, que el lunes anunció lo contrario.

Pero que Illa es un convidado de piedra ante el mercado persa en el que Pedro Sánchez ha convertido las últimas votaciones sobre las prórrogas del estado de alarma lo han destapado en estas últimas horas dos presidentes autonómicos, el lendakari Urkullu, y el cántabro Miguel Ángel Revilla.

Ambos, que han dado su a la sexta alarma de Sánchez, pretenden demostrar este próximo lunes -junto a la navarra María Chivite- que ellos ya han comprado a La Moncloa la luz verde para ir por libre.

Urkullu ha revelado este miércoles que el propio Pedro Sánchez le garantizó, personalmente, este pasado martes que serán las comunidades autónomas las que gestionen la fase 3 de la desescalada a partir del próximo lunes, tal como recoge el acuerdo al que llegaron el Gobierno y el PNV y ERC, a pesar de lo pactado posteriormente con Ciudadanos.

En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, Urkullu se ha referido así a la aparente contradicción que, en un principio, parecía haber entre lo pactado por el Gobierno con PNV y ERC y lo acordado posteriormente con la formación naranja.

De esta forma, ha señalado que el martes por la mañana tuvieron conocimiento del acuerdo del Gobierno con Ciudadanos, un pacto que, en su opinión, "chocaba" con lo pactado en lo referente a la movilidad entre comunidades y la competencia de los presidentes autonómicos.

"Me dirigí al propio presidente ayer mismo, para aclararlo, y él me dio su palabra de que las cosas iban a ser como fueron pactadas con PNV y ERC a partir del próximo lunes. Eso es que él ha dicho", ha asegurado.

El lendakari ha asegurado que, si Navarra, La Rioja y Cantabria entran en la fase 3, "no debería haber problema para acordar entre los presidentes de las comunidades autónomas la movilidad entre ellas", para añadir que, tanto la presidenta navarra, María Chivite, como el presidente cántabro, Miguel Angel Revilla, están de acuerdo en eso. De hecho, los gobiernos de Urkullu y Revilla han mantenido varios contactos al respecto en estas últimas horas.

Lo más curioso de este asunto es que estos planes de Revilla y Urkullu chocan frontalmente con lo que el propio Sánchez ha comprometido este miércoles al portavoz del BNG.

Sánchez ha prometido interesarse por la denuncia de los nacionalistas gallegos acerca de desplazamientos de madrileños a la costa gallega pese a las restricciones que prohíben salir de la provincia de Madrid. "Voy a enterarme exactamente. Debemos tener la máxima preocupación, veré si está ocurriendo o no. Hablaré con el ministro del Interior", ha asegurado.

Comenta esta noticia