Iglesias prueba de su medicina: cuando él llamaba a Rajoy corrupto y mentiroso

Iglesias durante aquella comparecencia de Rajoy.

Iglesias durante aquella comparecencia de Rajoy.

El vicepresidente se niega a comparecer en el Congreso para dar explicaciones sobre las cuentas de su partido. Hace tres años, ante el entonces presidente, hablaba mucho. Hoy calla.

De momento Pablo Iglesias se ha librado de comparecer en el Congreso para dar explicaciones sobre las cuentas de Podemos, aunque el debate sobre cuánto y hasta cuándo debe ayudar Pedro Sánchez a su socio de gobierno a eludir sus responsabilidades parlamentarias está servido en el PSOE. Por más que, de momento, su jefe de filas proclame su "total apoyo" y "total confianza" en Iglesias.

Entre el caso Dina, la imputación de Podemos y de parte de su cúpula por la supuesta caja B denunciada por su exabogado y el informe en el que el fiscal del Tribunal de Cuentas aprecia indicios de delito electoral en las cuentas del partido respecto a las elecciones generales de abril de 2019, a la formación morada se le ha puesto el otoño muy cuesta arriba. 

E Iglesias, tan partidario de pedir explicaciones políticas a Mariano Rajoy por los casos de corrupción del PP cuando éste era presidente del Gobierno, ahora no quiere darlas él. Es más. Según Podemos no ha lugar a su comparecencia en el Congreso porque los asuntos de los que el PP y Ciudadanos quieren que hable nada tienen que ver con su labor como vicepresidente de Derechos Sociales. 

Justo ahora se cumplen tres años de un discurso de Iglesias que ahora se vuelve como un bumerán contra él. Ocurrió en el Congreso, donde el PSOE, Unidas Podemos y los independentistas forzaron una comparecencia en el Pleno del entonces presidente Rajoy tras su declaración como testigo en la Audiencia Nacional por el caso Gürtel. 

El ahora vicepresidente sostuvo en la tribuna de oradores aquel 30 de agosto: "Señor Mariano Rajoy, escuchando su intervención daría la impresión de que para usted -para ustedes- la corrupción no es un asunto importante o no es un asunto actual. He escuchado a portavoces de su partido decir a veces que ustedes se sienten acosados", empezó (ahora es Podemos el que habla de acoso a sus líderes).  

Poco después añadió: "Si usted no sabía nada, llegamos a la conclusión de que es usted un incompetente, porque siendo dirigente del Partido Popular desde 1989 y presidente del Gobierno desde las elecciones de 2011 solo un incompetente podría no saber lo que estaba ocurriendo en su partido".

Y habló de sobresueldos, de la misma forma que ahora el exabogado Calvente acusa a varios dirigentes del partido morado de haberlos cobrado: "Le diré que yo no creo que usted se haya enriquecido especialmente aunque haya podido cobrar sobresueldos. El problema de los sobresueldos no es lo que hayan podido enriquecerse ustedes, que eso ya es de por sí escandaloso, el problema de los sobresueldos es que son un mecanismo imprescindible de la corrupción, y creo, señor Rajoy, que usted esto lo sabía y que a usted le parecía normal". Según dijo, el PP "pagaba unos sobresueldos para compensar la penosa actividad política de sus dirigentes, que no se podían conformar con sus sueldos públicos y que necesitaban un extra en B". 

El líder de Podemos prometió que su partido seguiría pidiendo explicaciones. Ahora la oposición también lo va a seguir haciendo con él.

Comenta esta noticia