21 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los críticos reniegan de Sánchez y empujan a Patxi al duelo final contra Díaz

Susana Díaz saluda a Patxi López en un desayuno de la presidenta andaluza

Susana Díaz saluda a Patxi López en un desayuno de la presidenta andaluza

La federaciones socialistas leales a Pedro Sánchez dan por amortizada la baza del exsecretario general y empujan al dirigente vasco a dar un paso al frente. El exlendakari se deja querer.

"No me metáis en líos, no estoy yo en eso ahora". Hace apenas un mes, en plena guerra civil en el PSOE, Patxi López escurría el bulto en una conversación en el Congreso con un grupo reducido de medios de comunicación, uno de ellos ESdiario.

Descabalgado del liderazgo Pedro Sánchez por los barones encabezados por Susana Díaz, muchas miradas se dirigían al socialista con más galones y brillo reciente: el exlendakari y fugaz presidente del Congreso de los Diputados.

López "alucinó" con la entrevista de Sánchez en Salvados tras renunciar a su escaño

Algunas vicisitudes personales y un impacto emocional reconocible tras el incalificable Comité Federal del 2 de octubre, en el que Sánchez se vio obligado a dimitir, -"me duele el PSOE", dijo López en Twitter un día después-, desanimaron al diputado vasco y cegaron entonces sus ambiciones políticas.

Todo, entre la lealtad al exsecretario general y el respeto a una decisión legítima de un sector -el de Díaz, Vara y Page- mayoritario y crítico con el desvarío político y personal de Sánchez.

Pero, ahora, justo dos meses después de la espantada del exlíder, las cosas para López han cambiado.

De hecho, apenas unos días después de la dimisión de Sánchez, la posición de Patxi López había girado 180 grados. Según ha podido saber ESdiario, la entrevista de Sánchez en Salvados tras renunciar a su escaño marcó el antes y el después. Tanto, que rehusó una invitación del escudero de Sánchez, Cesar Luena, para sumarse al equipo con el que el madrileño pretende reconquistar el trono de Ferraz.

López fue uno de los pocos que convenció a su exjefe de filas de que, en la investidura de Rajoy, si quería defender su no es no, por coherencia, debía renunciar a su acta. Pero López advirtió a Sánchez de que su cultura de partido le obligaba a acatar la resolución del Comité Federal: él sí se abstendría siguiendo el mandato del nuevo PSOE.

"Pedro, amortizado"... Patxi se deja querer

En las últimas semanas, el "papelón" de Sánchez en su supuesto intento de reconquista y el bluf en su reaparición en Valencia, han desatado la perplejidad en varias federaciones en su día leales al exlíder. Las mismas que ahora empujan a López a dar un paso adelante.

En ello ha tenido mucho que ver las crecientes maniobras subterráneas de Alfredo Pérez Rubalcaba y su supuesto intento de situar en la carrera hacia el 39 Congreso Federal a su peón de confianza, la eurodiputada Elena Valenciano.

El PSE de Idoia Mendía, el PSC de Miquel Iceta y los socialistas gallegos, cántabros, navarros y riojanos, han comenzado a renegar de Sánchez  tanto como reniegan de Susana Díaz. Por eso quieren una tercera opción y la única que parte con cierta solvencia es la de Patxi López.

Hace unos días, en el diario El País avanzó con comentada solemnidad su idea del nuevo PSOE. En las próximas semanas puede enseñar sus cartas.

Comenta esta noticia
Update CMP