El Botànic se niega a investigar los 340 ordenadores “fantasma” de Sanidad

El diputado Zaplana (PPCV) en su intervención en Les Corts Valencianes

El diputado Zaplana (PPCV) en su intervención en Les Corts Valencianes

En febrero aparecieron los equipos sin expediente de contratación, con un valor de 400.000 euros y destinados a la unidades de hospitalización domiciliaria y a 40 altos cargos.

El próximo día 18, el Botànic votará en contra de la proposición del PP de crear una comisión de investigación en Les Corts Valencianes para averiguar el origen y el contrato mediante el cual aparecieron en la Conselleria de Sanidad, el pasado mes de febrero, 340 ordenadores por valor de 400.000 euros y que iban destinados, principalmente, a la unidades de hospitalización domiciliaria y a 40 altos cargos.

Tanto el PSPV como Podemos y Compromís han mostrado su oposición a crear esta comisión, y en consecuencia, votarán que no el próximo jueves cuando el pleno de Les Corts celebre las votaciones de los asuntos del orden del día.

La pregunta del diputado del PP, José Juan Zaplana, el pasado 24 de febrero, provocó la destitución el día 28 de febrero de la funcionaria, al parecer responsable de dicha adquisición, pero sin ni siquiera haber acabado el expediente abierto.

La conselleria de Sanidad lleva negando la información al PP desde el mes de febrero sin que hasta la fecha “haya habido explicación ni transparencia”. Ante esta situación, Zaplana, ha mostrado su sorpresa y ha tildado de “irregularidad” que el PSOE haya aireado información del expediente que el Botànic lleva negándole al PP desde febrero. “Me parece que estamos ante un posible tráfico de influencias del Botànic hacia los partidos de la izquierda” que “justifica, más si cabe, la comisión de investigación”.

“¿Cómo es posible que el PSPV, que nunca ha solicitado por vía oficial la información, tenga acceso al expediente? ¿Cómo puede ser que el PSPV pueda acceder a un documento que dice la conselleria que no es público? ¿Cómo es posible que pueda acceder a un expediente que no está cerrado?”, ha criticado.

Que el PSOE tenga acceso a un expediente que no está resuelto es “una irregularidad, se ha cometido una irregularidad en sede parlamentaria lo que nos da pie aún más a solicitar esta comisión”. “¿Por qué la consellera cesó a la directora general si no han cerrado el expediente, si aún no hay conclusiones?” se ha preguntado.

La diputada del PSPV, Carmen Martínez, que ha llevado el peso de la defensa de la posición en contra, ha dicho que “no voy a provocar mayor linchamiento a las personas que no hicieron las cosas bien. No ha habido ningún dolo, solo beneficio de la administración”.

Por su parte, los diputados de Podemos y Compromís han justificado su negativa a la comisión de investigación en la situación que atraviesa la Sanidad ahora mismo por la pandemia del coronavirus.

Así, Irene Gómez, de Podemos, ha explicado que los ordenadores de las unidades de hospitalización domiciliaria estaba obsoletos y eran susceptible de ciberataque y ha concluido que “dedicar la energía a reconstruir esta comunidad entregando portátiles o lo que haga falta”.

El diputado de Zaplana le ha reprochado lo pronto que se han olvidado de que “venían a poner techos y suelos de cristal en la Administración”.

Por su parte, Carles Esteve se ha justificado en que “no encontramos tiempo para que intervengan todos los que desearíamos en la comisión de reconstrucción y ahora pide usted otra. No es el momento y no podemos votar a favor”.

Zaplana le ha contestado que cuando “las secretarías autonómicas devuelven el ordenador, por algo será. Ustedes parece que quieren tapar esta adjudicación”.

El diputado David García, de Vox, ha dicho que su grupo aprobará la creación de la comisión de investigación porque la adquisición de los ordenadores “se intentó taparlo como una donación y falsificar un documento público es un delito”. Por su parte, Ruth Merino, de Ciudadanos, ha mostrado también su disposición a apoyar la comisión.

José Juan Zaplana ha señalado que si la conselleria quiere acabar con esto y no tiene nada que esconder, solo tiene que aportar como documentación el expediente completo de la adquisición y del expediente informativo abierto por la conselleria que ya ha aireado el PSOE y que le han negado al PP.

“Solo tienen que permitir las explicaciones de la subdirectora cesada, de los responsables orgánicos que dependían de ella, los responsables del área de informática, intervención y patrimonio, la empresa suministradora, y los responsables de los departamentos de salud o las UHD, para saber dónde están y si en algún momento les han llegado esos ordenadores”. Así, ha añadido, “cuando la izquierda estaba en la oposición lo tenían muy claro, hay cosas que se responden ante los jueces y otras que se responden ante los ciudadanos”.

El diputado ha recordado que la conselleria de Sanidad gestiona 7.000 millones de euros de dinero público y “queremos saber qué ha fallado en esta adquisición porque podríamos pensar que no es el único suministro que se ha realizado de forma irregular”. En este contexto, ha preguntado si lo va a poner en conocimiento de la fiscalía, “por lo que entendemos que si hay un cese fulminante, conlleva la asunción del posible delito de prevaricación y malversación y se tendría que estudiar si cohecho cuando conozcamos la empresa”.

Comenta esta noticia