21 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El cardiólogo de Chacón se salta el secreto profesional y habla de embarazo

Carme Chacón, en un acto contra la cardiopatía congénita. A su derecha, su cardiólogo, Marius Petit.

Carme Chacón, en un acto contra la cardiopatía congénita. A su derecha, su cardiólogo, Marius Petit.

"Estaba en su mejor momento personal, laboral y sentimental", ha afirmado su hermana. Pero el médico que cuidó de su corazón toda la vida ha ido más lejos. ¿Dónde queda la confidencialidad?



Lo reconoció la propia Carme Chacón hace apenas una semana, en su última entrevista en Miami a Radio Caracol: se encontraba en un momento vital de plenitud. Enfrascada ya en su nueva actividad profesional en un bufete de abogados, separada de Miguel Barroso y con su hijo Miquel como gran referente.

Su hermana lo ratificaba tras su prematuro fallecimiento, en un emotivo mensaje de despedida en Instagram: "Nos queda el consuelo de saber que vivió intensamente, y que nos dejó muy feliz, estaba en su mejor momento personal, laboral y sentimental", decía Mire, la pequeña de las Chacón.

Pero desde que el domingo se conociera la muerte de la exministra de Defensa y tras su solemne despedida en la sede del PSOE por toda la clase política española, su cardiólogo personal, el doctor Marius Petit Guinovart, ha iniciado una gira por diversos medios de comunicación en los que, saltándose incluso el preceptivo principio de confidencialidad entre médico y paciente, ha dado algunas pistas sobre las intenciones vitales de Chacón.

Así, en una entrevista con el diario El País, el doctor Petit revela que la última vez que vio a la exministra, en junio del pasado año, esta volvió a consultarle sobre la posibilidad de un segundo embarazo. "Le dijimos que acortaba su capital de salud pero que la decisión era suya", relata el médico.

El cardiólogo explica que, debido a su cardiopatía crónica, siempre recomendó a Chacón no hacer deporte y tampoco tener hijos. "Pero cuando era adolescente resultó que era buena jugadora de baloncesto y ella misma decidió tener un hijo pese a los riesgos que se le explicaron", relata el facultativo.

El médico reconoce que "cada caso es singular" pero, por regla general, la recomendación en estos pacientes es "reducir" actividades que requieran un sobreesfuerzo del corazón. "El corazón no tiene la capacidad funcional adecuada para someterse a estos esfuerzos", señala Petit Guinovart.

El doctor explica además las causas de la dolencia que, a la postre, acabó con la vida de la primera mujer que mandó en España a las Fuerzas Armadas. "Las aurículas no estaban conectadas con los ventrículos adecuados y los ventrículos estaban conectados a arterias equívocas", explica Petit, que añade que "la posibilidad de muerte súbita estaba ahí desde siempre y convivió con ella desde hace 46 años".

Comenta esta noticia
Update CMP