21 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Beaumont destapa el farol de un Iglesias desenfocado ante el golpe de su enemiga

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

El líder de Unidas Podemos no ha conseguido pararle los pies a Pedro Sánchez. Como consecuencia de ello, una de sus principales rivales podría lograr algo que no le haría ninguna gracia.

Pablo Iglesias está en el punto de mira. El vicepresidente segundo del Gobierno se opone a que PSOE y Ciudadanos puedan tener un acercamiento. Y es que este martes, Pedro Sánchez e Inés Arrimadas mantendrán una reunión que podría ser clave para el futuro de los Presupuestos Generales. Tal y como apunta Antonio Beaumont en su artículo de La Razón, Iglesias ha regresado de sus vacaciones "fuera de foco, acorralado por el calendario judicial, que le atenaza en diversos frentes, y con el perfil de sus ministros desdibujado".

"El líder de Unidas Podemos se está aficionando cada día más a jugar de farol. Y, lógicamente, todos van pillándole los trucos", asegura el director de ESdiario. Ello ha hecho que haya incluso miembros del Consejo de Ministros que le hayan "bajado los pies a la tierra". "Ha sido una de esas 'enemigas íntimas' que el secretario general de Podemos se ha creado en tiempo récord: la ministra de Hacienda, María Jesús Montero", señala.  

Pablo Iglesias

Después de que éste intentara vetar a Arrimadas, Montero le recordó que "los Presupuestos son del Gobierno, no de la ministra de Hacienda ni del departamento". Tal y como apunta, Iglesias debería ser consciente de que el objetivo es "garantizar su propia supervivencia y la de Irene Montero".

"Pedro Sánchez sabe ya de antemano, antes de sentarse con Casado en La Moncloa este miércoles, que sus presupuestos saldrán adelante de la mano de Arrimadas y el PNV", expone en su opinión. "Una cosa es que el líder del PP asuma el delicado momento que atraviesa España y se muestre dispuesto a echar una mano dentro de lo posible, y otra bien distinta enterrar la alternativa necesaria bajo el cheque en blanco que le exige el presidente. Ni se lo puede permitir este país ni jamás se lo perdonarían sus votantes", añade.

Toda esta situación ha hecho que, tal y como apunta Beaumont, a Iglesias le hayan parado los pies y haya "recibido en pocas horas una cura de humildad impagable". "Ni puede ni debe lanzar boicots. No tiene hoy fortaleza política para eso. Y además, aunque le reviente, puede darse la paradoja de que sea precisamente Arrimadas quien le permita seguir en el 'machito' al menos dos años más", concluye a su juicio.

Comenta esta noticia