27 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pablo Casado es el líder más valorado por sus votantes y Pablo Iglesias el peor

Obtiene la mejor puntuación entre quienes votaron al PP, mientras Iglesias se desploma entre los de Podemos. Casado tiene ya la clave para ganar: recuperar al 40% de votantes de Rajoy.

Pablo Casado es el dirigente político más valorado por sus propios votantes, superando por una décima la puntuación que Pedro Sánchez tiene entre los suyos, según el CIS, que no acotumbra a dar buenas noticias a ningún partido que no sea el PSOE desde que un socialista, José Félix Tezanos, llegara a la dirección del hoy desprestigiado centro.

Otro dato atestigua la importancia de la campaña para el PP: cuatro de cada diez votantes de Mariano Rajoy en las últimas Elecciones Generales, de junio de 2016 y con Vox aún fuera del mapa, no tiene decidido aún si renovarán o no su apuesta por los populares o se decantarán, casi a partes iguales, por Cs o Vox.

El votante de Ciudadanos da buena nota a Pablo Casado; y el del PP también a Albert Rivera

Sobre la valoración, el que mejor nota saca entre quienes votaron a su partido en las últimas generales es Pablo Casado, que logra un bien alto (6,5 puntos), mientras que los votantes de Ciudadanos le dejan a las puertas del aprobado con un 4,5 y los de los demás partidos le colocan por debajo el 2,8 que le dan los socialistas.

El segundo con mayor valoración entre su 'parroquia' es Pedro Sánchez, al que los electores del PSOE conceden un 6,4. Los de Unidos Podemos le dan un 4,5, una nota que cae al 3,7 en el caso de los de Ciudadanos y al 2,8 en los del PP.

Los encuestados que aseguran haber votado al partido naranja en 2016, puntúan con un 6,3 a Albert Rivera, al que también aprueban los votantes del PP (5,3), mientras que los del PSOE ya le suspenden con un 3,7.

Pablo Iglesias, con un 5,5, es el que figura con la calificación más baja entre sus propios votantes, los mismos que vuelven a puntuar mejor al otro socio de Unidos Podemos, el coordinador de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, al que dan un 6,1.

Recuperar el voto

La otra clave del sondeo es la fidelidad a las siglas. En ese sentido, cuatro de cada diez votantes de Mariano Rajoy en las elecciones generales de 2016 no tienen decidido aún que vayan a apoyar Pablo Casado en los comicios del 28 de abril, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), realizado el pasado mes de febrero.

Así se desprende de las respuestas de los encuestados cruzadas con el recuerdo de voto de las últimas generales. En concreto, sólo el 53,5% de quienes aseguran haber votado al PP en 2016 adelanta su intención de volver a coger la papeleta de este partido.

El resto se debate entre distintas alternativas. De hecho, un 13,7% ya ha decidido pasarse a Ciudadanos, mientras que un 10,7% tiene claro que apostará por Vox. Además, hay un 13,2% que aún no sabe a quién va a votar.

La buena noticia para Casado es que tiene margen de recuperación y que, en términos globales, el voto del centroderecha sigue siendo superior al de la izquierda, de manera clara, si bien su fragmentación en hasta tres partidos puede hacer peligrar actas de diputado para cualquiera de ellos en circunscripciones con tres o cuatro escaños en juego.

Algo que el propio presidente del PP ha advertido este domingo en un acto público en Madrid, donde ha pedido concentrar el voto para evitar la reedición del Gobierno de Sánchez.

La fidelidad de Sánchez

En esos días de febrero en que se hizo la encuesta, el PSOE era el que tenía una mayor fidelidad de voto, ya que tres de cada cuatro votantes de 2016 tienen previsto repetir con Pedro Sánchez en abril (75,6%). En su caso, los electores que aún no tenían decidido su voto a principios de febrero, antes de anunciarse el adelanto electoral, eran el 10,5%.

Su fuga de votos a otras candidaturas es mínima: un 3,8% se ha ido a Ciudadanos, un 2,3% a Unidos Podemos y otro 2,3% se decanta ahora por la abstención.

El CIS otorga a Unidos Podemos y Ciudadanos prácticamente la misma fidelidad de voto (63,7% en el primer caso y 62% en el segundo). La encuesta refleja que cerca del 15% de los que votaron a Pablo Iglesias en 2016 ya tienen decidido apoyar a Pedro Sánchez, mientras que un 7,5% sigue en la indecisión.

En el caso del partido naranja, cerca del 9% ya ha elegido a VOX, el 7,6% aún no ha definido su voto, casi el 6% tiene claro que se irá al PSOE, el mismo porcentaje de los que se quedarán en casa, y sólo un 3,4% ya adelanta que va a votar al PP.

Comenta esta noticia
Update CMP