06 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Marchena baja a la tierra a Torra y le advierte qué pasará si libera a Junqueras

El magistrado Manuel Marchena, presidente de la Sala del Supremo que juzgó el procés.

El magistrado Manuel Marchena, presidente de la Sala del Supremo que juzgó el procés.

Mientras, el Gobierno se lava las manos ante el intento de la Generalitat de que los presos del procés cumplan su confinamiento en su domicilio, con la disculpa del coronavirus.

El Tribunal Supremo ha querido cortar de raíz cualquier especulación y lanza una severa advertencia a Quim Torra. Todo, después de que este lunes Oriol Junqueras y Raúl Romeva exigieran al Constitucional que suspenda la ejecución de su pena; y que 24 horas después, el Govern haya anunciado su intención de que los presos cumplan el confinamiento en sus domicilios con la excusa del coronavirus.

El magistrado Manuel Marchena y la sala que juzgó el procés ha advertido al gobierno catalán que la excarcelación de los líderes independentistas por la pandemia podría enmarcarse en un delito de prevaricación.

En una nota, el alto tribunal señala que en el caso de que la Junta de Tratamiento de las cárceles donde se encuentran los presos acuerde su excarcelación para cumplir el confinamiento en sus respectivos domicilios, ese órgano se dirigirá a cada de esas juntas de régimen general y al director o directora de los centros respectivos para que a la mayor brevedad expliquen el fundamento jurídico que justifica esa decisión e identifiquen de forma nominal a los funcionarios que han apoyado ese acuerdo.

"Ello se enmarcaría en la exigencia de responsabilidades penales por la posible comisión de un delito de prevaricación", añade la nota, que se emite después de que la consejera de Justicia de la Generalitat, Ester Capella, haya asegurado que las juntas de tratamiento de las cárceles catalanas estudiarán este martes si los presos que cumplen condena por el 1-O pueden seguir con su confinamiento en sus casas. 

Sin embargo, el Gobierno ha vuelto a lavarse las manos y ha evitado valorar la posibilidad adelantada por Torra, remitiéndose a la decisión que adopten las juntas de tratamiento de las cárceles catalanas donde cumplen condena y a la decisión que adopte el juez de vigilancia penitenciaria.

"Es importante que son las juntas de tratamiento y el juez de vigilancia penitenciaria el que tiene los instrumentos y en su mano saber en qué situación se tiene que encontrar cada uno de los internos. Será a ellos a los que les compete", ha dicho la ministra portavoz, María Jesús Montero, en respuesta a una pregunta tras el Consejo de Ministros.

Comenta esta noticia