03 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Citroën se 'olvida' de la gasolina

La marca francesa presenta dos nuevos motores, que están a la vanguardia en ecología y rendimiento. El Citroën C3 incorpora uno de Gas Licuado y el Berlingo añade un propulsor eléctrico.

Citroën C3

El C3 es uno de los modelos que mejor representa la esencia de Citroën; un vehículo funcional, con un diseño personalizado y muy atractivo, que siempre busca innovar en cada pequeño detalle. Ya nos sorprendió con una cámara integrada para poder grabar nuestros viajes, pero ahora van un paso más lejos incluyendo una versión propulsada por Gas Licuado de Petróleo (GLP).

Se trata de un modelo de 82 CV, adaptado para el uso de un segundo combustible. Esto es especialmente interesante en términos económicos, ya que el GLP es más barato que la gasolina en torno a un 40%. El modelo puede circular con gasolina o GLP, que se puede encontrar en más de 500 gasolineras en España.

El depósito de GLP se encuentra en la zona de la rueda de repuesto y tiene una capacidad de 33,6 litros. Con ello, consigue una autonomía similar a las versiones de gasolina, con un rendimiento muy parecido. Además, está considerado como vehículo ECO, por lo que puede aprovechar los descuentos en estacionamiento regulado y menos restricciones al centro de ciudades que cuenten con limitaciones por contaminación. Con la motorización GLP tendrá un precio de 15.000 euros, es decir 1.500 más que con el motor de gasolina.

Citroën E-Berlingo Multispace

Pero no es el único motor alternativo que han añadido a su gama. El Citroën Berlingo ha sumado a su catálogo una cadena de tracción eléctrico en el nuevo E-Berlingo Multispace, que se incorpora a la motorización de 3 cilindros PureTech y al diésel BlueHDi. El modelo, que cumplió recientemente 20 años, solo sufre cambios bajo el capó, por lo que el diseño, capacidad y equipamiento será exactamente igual. El nuevo E-Berlingo Multispace rinde 49 kW, lo que suponen 67 CV de potencia, gracias a un motor eléctrico.

Las baterías se incorporan en la parte baja, por lo que no pierde capacidad de maletero (de 675 litros o 3.000 sin los asientos de la segunda fila) ni espacio interior. Su autonomía será de 170 kilómetros, por lo que puede ser suficiente para el uso cotidiano si no se van a realizar largos desplazamientos, apto tanto para profesionales como para familias.

Cuenta con varios modos para cargar las baterías. Tiene un modo de carga rápida con el que se llena la mitad de la misma en 15 minutos o del 80% en 30 minutos. También se puede hacer en casa con la corriente que suele haber en las viviendas (de 8A a 10A), una de seguridad Green Up (14A), con la que se puede completar una batería vacía en entre 8 horas y media a 15 según el amperaje de la toma de corriente.

Comenta esta noticia