22 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cayetana pide refuerzos a Aznar, Rosa Díez y hasta a Fidalgo para frenar a Vox

Cayetana Álvarez de Toledo, increpada.

Cayetana Álvarez de Toledo, increpada.

La candidata del PP al Congreso por Barcelona se rodeará en esta campaña de un elenco de "lo mejor y más valiente del constitucionalismo". Según el CIS, el PPC no sacará más de un escaño.

Los insultos, empujones e intimidaciones que ha sufrido este jueves Cayetana Álvarez de Toledo en la Universidad Autónoma de Barcelona no van a hacer que baje ni un ápice el diapasón, dicen en su equipo.

Todo lo contrario: la número uno de la lista del PP por Barcelona al Congreso cree que con escraches como éste visualiza que en Cataluña ni hay libertad ni igualdad, las dos máximas de la plataforma cívica -Libres e Iguales- que ella contribuyó a crear en 2014. 

La de Álvarez de Toledo es una de las campañas más atípicas de estas elecciones, capaz de congregar a gente tan dispar como José María Aznar, Fernando Savater y Rosa Díez en pos de esa trasversalidad que proclama. 

El expresidente compartirá escenario con la candidata del PP después de 15 años de ausencia, sin participar en un solo acto de los populares en Cataluña desde que en noviembre de 2003 apadrinó a Josep Piqué.

Álvarez de Toledo necesita a la caballería, puesto que el CIS del martes reducía a uno los escaños del PP en Cataluña, frente a los tres que puede sacar Vox. Y eso que hace tres años Vox pudo presentarse únicamente en la circunscripción de Lérida porque en las otras tres catalanas no tenía ni candidatos voluntarios.

 

Entre los refuerzos que ha pedido en esta campaña destaca la presencia de Rosa Díez, exlíder de UPyD, que estará junto a Álvarez de Toledo la próxima semana. Ella lo explica así: "Queremos movilizar a lo mejor y más valiente del constitucionalismo español. Porque el 28A no se dirime el color del Gobierno sino la continuidad de España". 

En este sentido también acompañarán a la candidata popular el filósofo Fernando Savater, Félix Ovejero, uno de los padres intelectuales de Ciudadanos, el escritor Andrés Trapiello y hasta José María Fidalgo, exsecretario general de Comisiones Obreras y no de los promotores de Libres e Iguales

Y el martes estuvo con Albert Boadella, presidente de Tabarnia y luchador infatigable contra el independentismo. Todo "por la recuperación democrática de Cataluña", según la candidata.

Comenta esta noticia
Update CMP