18 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La condena al asesino de Pioz le estalla en la cara a Sánchez por su pasado

La prisión permanente revisable espera a Patrick Nogueira, una condena a la que el presidente se opuso cuando no gobernaba y que ahora le pone contra la pared.

"El PSOE ni apoya, ni avala, ni asume la prisión permanente revisable y mucho menos la cadena perpetua". Lo dijo literalmente Pedro Sánchez en febrero de 2015, provocando tiempo después una triste imagen en el Congreso cuando los padres de varias víctimas infantiles y adolescentes acudieron a la Cámara Baja, encabezados por el progenitor de Diana Quer, a reclamar que no se anulara ese tipo de condenas y fueron tratados con desidia y frialdad por el PSOE y Podemos.

Esa postura le estalla ahora al ya presidente del Gobierno con la sentencia contra Patrick Nogueira por matar y descuartizar a sus tíos y a sus dos primos en Pioz, uno de los crímenes más espeluznantes que registra la crónica negra española de todos los tiempos. 

 

Patrick Nogueira, autor confeso de las muertes de sus tíos Marco y Janaina y de los dos hijos menores de la pareja -de uno y cuatro años de edad- en agosto de 2016 en la localidad alcarreña de Pioz, ha sido condenado a la pena de prisión permanente revisable tras ser considerado autor de cuatro delitos de asesinato.

En concreto, es condenado a prisión permanente revisable por los asesinatos de los dos menores y de su tío, mientras que por la muerte de su tía, la primera que acometió, se le imponen 25 años de prisión. En todos los casos, la sentencia considera que no hay circunstancias que modifiquen la responsabilidad penal de Nogueira.

¿Insistirá Sánchez?

¿Qué hará ahora Sánchez? ¿Mantendrá sus palabras? ¿Derogará esa medida del Código Penal reservada para contados casos como el del asesino de Pioz? De momento, el PP ya le ha preguntado públicamente al respecto, a través de su portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat.

 

 

Hasta ahora al menos, Sánchez no ha contestado, pero sí lo ha hecho su ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, sin aclarar nada en concreto aunque sus palabras suenen a que el Gobierno sigue siendo más proclive a derogar la prisión permanente revisable que a mantenerla en su formulación actual.

Así, ha recordado poco después de conocerse que el asesino de Pioz, Patrick Nogueria, ha sido sentenciado a tres penas de prisión permanente revisable, que el Tribunal Constitucional todavía tiene que pronunciarse sobre este tipo de condenas.

 

Los padres de víctimas llevan meches luchando para que no se derogue la prisión permanente revisable como pedían PSOE y Podemos

A preguntas de los medios tras visitar el Hospital de Parapléjicos de Toledo, Grande-Marlaska ha aseverado que el concepto de prisión permanente revisable es "abstracto" si no se aclara cuándo puede ser revisada, algo que podría vulnerar en su opinión el artículo 25.2 de la Constitución.

En concreto, este epígrafe de la Carta Magna contempla que las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social. Ha apuntado además que la defensa del condenado ha anunciado recurso, por lo que habrá que esperar a que los tribunales resuelvan y la sentencia sea firme.

 

 

Y el remate parece sugerir que, pese al clamor social para casos como el Nogueria, El Chicle o Ana Julia Quezada y el pequeño Gabriel, el Ejecutivo es más proclive a mantenerse en el mensaje de Sánchez de hace ya casi cuatro años. 

La sentencia a Nogueira 

La sentencia de la Audiencia Provincial de Guadalajara leída en audiencia pública por María Elena Mayor Rodrigo, la magistrada que presidió el juicio en el que un jurado popular, consideró a Nogueira culpable de haber dado muerte de forma intencionada a sus familiares.

Nogueira, que ha escuchado el contenido de la sentencia por videoconferencia desde la cárcel de Estremera, se sometió a un juicio que arrancó el pasado 24 de octubre y del que no se conoció el veredicto hasta el 3 de noviembre tras casi dos días de deliberación por parte del jurado popular.

Durante el juicio, el autor confeso de los crímenes de Pioz pidió perdón en su turno de última palabra: "He causado demasiado daño e hice sufrir a gente a la que tengo mucho cariño pero yo también sufro", señaló, para agregar que quiere "cambiar".

La defensa de Nogueira solicitaba 25 años de cárcel alegando daño cerebral y arrebato, mientras que las acusaciones coincidían en solicitar prisión permanente revisable por las cuatro muertes a excepción del Ministerio Fiscal, que pedía 20 años por cada una de las muertes de los dos adultos.

Comenta esta noticia
Update CMP