31 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Marta López se enfrenta a las consecuencias de enfadar al marido de Lydia Lozano

Lydia Lozano y Marta López.

Lydia Lozano y Marta López.

Para todos está siendo complicado el 2020 pero lo de la colaboradora de Telecinco se puede considerar de “horribilis” para arriba... Y si no que le pregunten a los que la conocen de cerca.

El 2020, polémico ya de por sí, sigue siendo un annus horribilis para Marta López que no gana para disgustos. La colaboradora de Telecinco ha roto su amistad con Charly, el marido de Lydia Lozano, y vive una guerra encarnizada con la periodista en Sálvame. Además, tras su mediatizada ruptura con Alfonso Merlos, Alexia Rivas de por medio, Marta podría estar a punto de vivir otro batacazo amoroso tras descubrir que su actual novio Efrén Reyero no está enamorado de ella. 

Y es que después de convertirse en la protagonista del confinamiento gracias o por culpa del MerlosPlace se volvió a ilusionar con el extronista Efrén Reyero, 9 años menor que ella.

Eran amigos desde hace 12 años pero empezaron a mirarse con otros ojos cuando el exfubolista visitó Sálvame y el tonteo entre ellos fue evidente.

A partir de ahí empezaron una relación seria que para muchos podría esconder las verdaderas intenciones de Efrén con Marta. Kiko Hernández es uno de los que tienen la mosca detrás de la oreja y llegó a advertir a su compañera de que el extronista podría estar con ella por su fama. “Él se está enganchando a ti para volver a la televisión”, soltó sin rodeos.

Reyero se sometió al Polígrafo del Deluxe y no le salió del todo mal, porque pudo probar que sus sentimientos hacia Marta eran honestos. Eso sí, la máquina de Conchita dictaminó que Efrén no estaba realmente enamorado de ella. 

Pero no ha sido la única amistad que ha dado un giro de 180 grados en la vida de Marta durante los últimos meses. Siempre tuvo muy buen rollo con Charly, el marido de Lydia Lozano, pero su cariño no ha sido capaz de resistir los enfrentamientos que las colaboradoras han tenido en el programa.

Todo empezó cuando Marta apoyó a Mila Ximénez en la monumental discusión que tuvo con Lydia durante La última cena y Charly le envió un mensaje recriminándole su actitud.

Marta hizo público el contenido del mensaje y este gesto no sentó nada bien ni a Charly ni a su mujer. Además, la reina del chuminero acusó a López de haber metido cizaña entre ella y sus compañeros; dando por finalizado el cariño que ambas se han tenido durante muchos años.

La cosa no quedó ahí y Marta empezó a contar más mensajes que Charly le había enviado en la privacidad. La colaboradora desveló que se había puesto en contacto con ella para recriminarle los días que Lydia Lozano no pudo ir a trabajar por el falso positivo de Marta en coronavirus; y contó que, a lo largo de tantos años de amistad, le había mandado mensajes contra casi todo el elenco de Sálvame. Por ejemplo cuando llamó “hijo de fruta” a Kiko Hernández por sus continuos ataques a Lydia.

“¡Qué fuerte! Ya se te ha acabado el tema Merlos ¿Verdad? ¡Qué tramposa!”, reaccionaba Lydia perpleja al ver cómo Marta colocaba a su marido en el centro del disparadero. Una enemistad que Telecinco asegura que no ha hecho más que empezar... así que la cosa promete.

Comenta esta noticia