17 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Su gozo en un pozo: Bertín Osborne se lleva la decepción de su vida con Aznar

Se las prometía muy felices el entrevistador de moda pero al final acabó dando la razón a los que se temían lo peor... y en esas apareció el periodista de La Sexta para ponerle la puntilla.

Más allá de la participación de España en la guerra de Irak, respecto a la cual José María Aznar dijo que volvería a ir "cien veces, cien mil veces", o de la polémica foto de las Azores de la que dijo que "nunca he tenido una mejor foto que la de las Azores, con mis aliados, la política atlántica de la democracia”, lo cierto es que la entrevista que le hizo Bertín Osborne en Mi casa es la tuya de Telecinco volvió a recibir críticas masivas de "masaje".

Se quejan este jueves los internautas y los analistas mediáticos al unísono que Osborne no tratara de ser más incisivo, algo que ya le criticó su rival en la parrilla Alberto Chicote poco antes, como recogió ESdiario.

Claro que al margen de ver a Aznar confesando el número de abdominales que llegó a hacer en su mejor época (2.000) o cargando contra Pablo Iglesias ("si llegara al Gobierno tu y yo estaríamos como Leopoldo López) si alguien le puso miga a la entrevista no fue ni entrevistado ni entrevistado. Fue la "competencia". 

Todo el mundo estaba pendiente del programa, eso es así, también el director del Salvados, Jordi Évole, que se sumó a la oleada de indignación que provocó que Aznar dijera no se arrepiente de su decisión de participar en la Guerra de Irak. El comentario irónico del presentador de La Sexta ironizando con que "Dice Aznar que sí, que hay bigote. Pues si ahí hay bigote, igual también había armas de destrucción masiva", generó un amplio revuelo en las redes sociales robándole el protagonismo a los dos protagonistas. 

 

Y eso que el que fuera presidente del Gobierno de España en dos legislaturas, intentó convencer a la audiencia de Telecinco de que no siempre fue tan serio: "De joven era hippie y acudía a muchos guateques". A día de hoy, eso sí, el expresidente valora esa faceta de su vida como "una pérdida de tiempo". 

Eso sí, si Bertín pensaba que la entrevista a Aznar, aunque solo fuera por el morbo y la polémica, le iba a dar buenos datos de audiencia, parece que estaba pero que muy equivocado. Un 13% de cuota y 1.625.000 espectadores; el mínimo de temporada. Vamos que hasta Cuatro se puso por encima y lideró la franja en una noche de datos discretos en la que la palma se la llevaron los Gipsy Kings con su récord: otro 13% pero 1.859.000 espectadores.

Peor le fue a Alberto Chicote con Top Chef en Antena 3 (12.3%) y no digamos ya a José Mota en La Uno con El Acabose y un 9%. El cine de La Sexta con Underworld: la rebelión de los licántropos anotó un 6.5%.

Comenta esta noticia
Update CMP