26 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Peñafiel ahonda en la llaga de la Reina con un mar de llanto que ahoga Telecinco

Doña Sofía.

Doña Sofía.

Doña Sofía no gana para disgustos de un tiempo a esta parte. A la espera de decidir su futuro tras la marcha de su marido acaba de recibir una nueva andanada de titulares crueles.

El Hormigas Blancas de Telecinco centrado en la figura de Don Juan Carlos y más concretamente en su vida privada y amorosa dio para mucho este domingo en prime time. La cosa se resolvió con un sinfín de titulares, unos más conocidos y otros menos, y un gran revuelo en redes sociales. 

Y sin embargo, y a pesar del morbo de convertir definitivamente al Rey Emérito en un personaje del corazón, no tuvo su mejor día en los audímetros.

Así, el Hormigas Blancas de Juan Carlos I se solventó con un 11.9% de cuota y 1.069.000 espectadores este domingo, el dato más bajo para el programa que presenta Carlota Corredera desde hace más de un mes. Menos que Rocío Jurado, Lola Flores, Julio Iglesias e incluso Bibiana Fernández.

Y eso que allí colaboró lo más granado y especializado del colectivo periodístico especializado en Casa Real.

No podían faltar, por ejemplo, Pilar Eyre o Jaime Peñafiel, que reveló más datos sobre la relación que mantenían Don Juan Carlos y Doña Sofía asegurando que "el Rey estuvo a punto de separarse en dos ocasiones".

"La mujer que más feliz le ha hecho y con la que estuvo apunto de casarse fue con Marta Gayá", explicó Peñafiel, situando este como el primer momento en el que el matrimonio de los Reyes corrió "serio peligro".

Una afirmación con la que también coincidió Juan Luis Galiacho: "Recibimos una llamada de la Casa Real que nos pidió que dejásemos de hablar de esta relación porque la Reina no paraba de llorar".

Además, Peñafiel reconoció que esta no fue la única vez que estuvo a punto de terminar con su matrimonio. "La otra crisis se produjo con Corinna", indicó. El periodista recordó el día en el que el Rey Emérito tuvo que ser intervenido por un "cáncer de pulmón".

Una de las cosas que más le apenan fue ver cómo "no acudieron al hospital ninguno de sus hijos". Sin embargo, hubo personas que sí quisieron estar con el monarca: "Un día fue a visitarlo Doña Sofía y salió llorando después de ver que Corinna estaba con él".

Comenta esta noticia