La Diputación de Alicante lidera la oposición a la tasa turística

El gobierno del PP en la Diputación de Alicante planteará batalla a la iniciativa de la izquierda de crear una tasa turística. La propuesta indigna a un sector determinante en la economía

La implantación de una tasa turística en la Comunitat es una medida injusta que restará competitividad al sector y lastrará la economía de nuestra provincia”. Así de contundente se ha mostrado el vicepresidente y diputado de Promoción Turística, Eduardo Dolón, tras conocer la aprobación de la propuesta impulsada por Podemos durante el debate de política general de les Corts Valencianes y que salió adelante merced a la abstención del PSPV-PSOE.

Ahora es momento de apoyar al sector y de poner en valor nuestra marca turística, no de aplicar más cargas impositivas que, sin duda, reducirán el atractivo de nuestro destino”, ha señalado Dolón, quien ha añadido que “lo que el Consell debería hacer es solventar los problemas y atender las demandas que vienen planteando los hoteleros y no generarles más dificultades”.

Asimismo, el diputado ha criticado que, una vez más, el Consell vuelva a impulsar decisiones de forma unilateral sin escuchar la opinión de los empresarios del turismo, de los municipios y del resto de actores implicados. “La provincia de Alicante aporta más de 50% de los ingresos turísticos de la Comunitat Valenciana y no se pueden tomar decisiones sin tener en cuenta la opinión de los representantes de la Costa Blanca”. Al respecto ha indicado que este tipo de medidas no pueden salir adelante sin contar con el consenso de aquellos que van a resultar directamente afectados por las mismas.

Dolón ha recordado que “la Costa Blanca es un destino de referencia internacional por el que hemos trabajado durante más de treinta años y que es fruto del esfuerzo personal y económico de muchos empresarios a los que, desde el Patronato Provincial, hemos apoyado, escuchado y ayudado. Es por ello que, desde el organismo provincial plantaremos cara a cualquier medida que pueda frenar el desarrollo de un sector cuyo peso es fundamental para la economía, no sólo de la provincia sino también del resto de la Comunitat”.  Los populares en la corporación provincial, al igual que han hecho con el decreto de plurilingüismo, plantearán batalla contra la tasa que defiende la izquierda y los nacionalistas. Cuentan con el apoyo de Hosbec, la patronal hotelera más importante. Los argumentos de la diputación coinciden uno por uno con los que viene manteniendo la patronal de Benidorm. Mantiene que la tasa provocará  un agravio comparativo con la competencia directa y beneficiará a otras comunidad que son competencia directa como Andalucía o Murcia.

Mientras, la presidenta regional del PP, Isabel Bonig, mantuvo que ha quedado claro las diferencias en el senso del Consell y acusó al presidente Ximo Puig de estar rendido ante Compromís y Podemos.

División en el Botánico y el PSPV

El malestar en el sector turístico se hizo ayer evidente. Tanto el conseller de Hacienda, Vicent Soler, como el secretario autonómico Francesc Colomer, ambos socialistas, trataron  de tranquilizar al sector al asegurar que si se toma una decisión será fruto del consenso. Con todo en el tripartido se abre una nueva grieta esta vez con uno de los motores de la economía valenciana. Pero, mientras que el primero ve con buenos ojos un impuesto que fijarían los ayuntamientos a los turistas de unos dos euros por día; el segundo, Colomer, se ha comprometido en varias reuniones con la patronal a no introducir desde el Consell nuevos impuestos o tasas. En juego está su palabra.

La vicepresidenta Mónica Oltra, en un ejercicio de equilibrismo político, mantiene que no hay división en el Consell por la tasa turística. Únicamente se abre un debate ante un asunto que es, ha explicado " muy complejo". El sector tiene peculiaridades, no es lo mismo el turismo rural que los hoteles de cinco estrellas, ni es el mismo turista el que viene a la playa y a un hotel que el que apuesta por el turismo de interior o por el alquiler. El Consell  concluyó abre un proceso de diálogo sin prisas con diferentes actores. Si no hay división en en el gobierno del Botánico, como plantea la portavoz, ¿por qué Compromis y Podemos votaron a favor en las Cortes de la tasa y el PSPV-SOE, se abstuvo? Incluso en las filas de Compromís existe preocupación con este asunto. Varios alcaldes nacionalistas de ciudades con economía turística consideran un error el planteamiento. 

Comenta esta noticia