08 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un amigo "íntimo" de Susana Díaz está detrás de la querella al ministro Ábalos

Sergio Cebolla, del PSOE de Susana Díaz a martillo de Ábalos

Sergio Cebolla, del PSOE de Susana Díaz a martillo de Ábalos

El "Delcygate" ya está en el juzgado, en manos de un juez conocido por no pasar una. Lo curioso es quién está detrás de la querella. Se llama Sergio Cebolla y ésta es su historia.

Se llama Sergio Cebolla, es la cabeza visible del extraño partido Laócrata que se ha hecho célebre por llevar al juzgado el "Delcygate" y, con ello, poner en apuros al ministro José Luis Ábalos y al mismísimo Pedro Sánchez: el encuentro furtivo con la número 2 de Nicolás Maduro en Barajas va a a tener una resaca judicial muy inquietante para los intereses del Gobierno.

¿Pero quién es el tal Cebolla, un hombre de apariencia tranquila y verbo pausado que ha sacudido, siquiera un poco, los cimientos de Ferraz? La sorpresa es que es, o fue, un militante del PSOE clásico, un soldado de Susana Díaz con bastante notoriedad en Sevilla que llegó a intentar medirse al propio Sánchez en 2015, en aquellas Primarias donde todo comenzó.

 

Cebolla ya era peculiar entonces. Recogió avales puerta a puerta, acudía a las tertulias de la entonces denominada 13TV, a aquella "La Marimorena" de Carlos Cuesta que no hacía rehenes y fustigaba sin compasión a la izquierda. Pero encontraba hueco para atizar a Sánchez, entonces enfrentado a muerte con Susana Díaz, por la que él bebía los vientos.

 

 

De algún modo volverán a encontrarse en el Juzgado número 31 de Madrid, cuyo titular es un viejo conocido de altos dirigentes políticos: el magistrado Antonio Serrano-Anal, látigo de Rodrigo Rato en uno de sus múltiples casos abiertos ante la Justicia.

Más denuncias

Los Laócratas, que defienden una especie de democracia directa y toman su nombre de un viejo concepto griego, quieren llegar hasta el final, y fueron los primeros en acudir a la Justicia por el "Delcygate" antes de que Ciudadanos y Vox lo hicieran.

"Ábalos debería dejar la política", dice ahora Cebolla. Y que nadie se engañe por el aspecto bonachón del abogado andaluz que soñó con encabezar al PSOE. Va en serio y, al menos en su querella, llegará hasta el final.

Comenta esta noticia