22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez deja tirado a Borrell y equipara a Casado con Rufián

El presidente del Gobierno pasa por alto los insultos y humillaciones a su ministro de Exteriores, no rompe con ERC y solo le pide disculpas, lo mismo que a Casado, por "crispar".

Insultaron, humillaron e incluso, según parece, escupieron a su ministro de Exteriores. Pero para Pedro Sánchez con unas disculpas basta, sin necesidad de romper relaciones, como sí hizo con el PP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, solo ha exigido al diputado de ERC, Gabriel Rufián, que pida disculpas por excederse verbalmente e insultar en el Pleno del Congreso de los Diputados del miércoles. Y también le ha pedido lo mismo al líder del PP, Pablo Casado.

El jefe del Ejecutivo instó a ambos a que admitiesen sus excesos verbales tras la cumbre bilateral que mantuvo con Portugal en Valladolid.

Sánchez negó que haya roto relaciones con el Partido Popular, precisando que lo ha hecho con las políticos que "usan la palabra para difamar" como cuando Pablo Casado le llamó "golpista". "No es el grupo del PP o ERC con quienes rompemos relaciones, sino con las personas" que no usan la palabra de manera adecuada.

Tras insistir en que quiere regenerar la vida política, exigió Rufián y a Casado que "simplemente" pidieran disculpas. Ha alegado al respecto que en el "fragor" de las discusiones en el Congreso "uno puede excederse" pero reclamó que estos excesos se reconozcan. "Pedir disculpas es bueno, sano también en democracia", remachó.

Según precisó el presidente del Gobierno, le han faltado "el respeto" al ministro de Asuntos Exteriores, José Borrell, con el que ha asegurado que se solidariza. Pero cree que lo que ha ocurrido en el Parlamento "no es una anécdota", sino que viene ocurriendo en los últimos meses y por parte de determinadas personas "que no usan la palabra" para dialogar o hacer una oposición útil.

 

Comenta esta noticia
Update CMP