Lista de espera: Los médicos se plantan y anulan las operaciones por las tardes

La modificación que ha realizado la Conselleria de Sanidad en el programa de autoconcertación para la reducción de las listas de espera quirúrgica para pagar al personal sanitario en función de cada intervención que realicen y no por una jornada completa como hasta ahora, ha tenido una fuerte contestación en el personal médico valenciano entre ellos el Hospital La Fe de Valencia, el Hospital General de Alicante y en el de Sant Joan.

De hecho, en el Hospital Universitario de Sant Joan se han suspendido todas las intervenciones de tarde que entran dentro del programa de reducción de listas de espera. Sin embargo, en el General de Alicante sí que van a seguir operando hasta el 31 de diciembre, al estar ya programadas las intervenciones, pero a partir de esa fecha tampoco se realizará el programa de autoconcertación.

Durante la mañana de este lunes ha habido varias reuniones de diferentes departamentos de los dos hospitales de referencia de Alicante. El malestar  en el personal sanitario era obvio, ya que consideran un despropósito el cambio que ha llevado a cabo el departamento que dirige la consellera Ana Barceló, en el denominado programa de autoconcertación para la reducción de la lista de espera quirúrgica, que provocará una disminución notable en los emolumentos que perciben los médicos por operar por la tarde. Por ejemplo, un cirujano cobraría unos 50 euros por intervenir una catarata o 91 euros por una reconstrucción de una mama. En la medicina privada, por dichas intervenciones, los médicos cobran alrededor de 400 euros, según fuentes de un sindicato médico.

Además, la decisión de la Conselleria de Sanidad ha tensionado las relaciones de diferentes áreas sanitarias, ya que a unos médicos –con intervenciones sencillas y rápidas- les interesa este nuevo formato, puesto que en una tarde pueden realizar múltiples operaciones, con lo que su sueldo se vería incrementado. Sin embargo, en especialidades, por ejemplo en una operación de cadera, los tiempos son más largos y en una tarde no se pueden hacer el mismo número de operaciones que en otras especialidades. Como comenta fuentes de un sindicado médico, “estamos hablando de la salud de las personas. Esto no es una fábrica de chorizos, aquí está en juego la salud de los pacientes y el prestigio y la responsabilidad de los propios facultativos”.

Indignación en el colectivo sanitario: "Esto no es una fábrica de chorizos, aquí está en juego la salud de los pacientes y el prestigio y la responsablidad de los propios facultativos"

También ha habido plantes este lunes, en el Hospital General de Elche, en de la Marina Baixa, en el de Orihuela y Elda,  al igual que en otros centros de Castellón y Valencia, según fuentes sindicales.

Maldito cambio

Recordar que la Conselleria de Sanidad ha cambiado el programa de operaciones fuera de horario laboral, para pagar al personal sanitario en función de cada intervención que realicen y no por una jornada completa como se hacía hasta ahora. La nueva tabla retributiva, que a finales de la semana pasada fue publicada en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), supone que los médicos que operen por las tardes cobrarán hasta un 60% menos que antes, según fuentes sindicales.

La cuestión es que la Conselleria ha provocado un problema donde no existía, probablemente en un intento de reducir más las listas de espera, pero con un coste económico menor: trabajar más por menos dinero, que no es precisamente los que defiende ni el gobierno de Ximo Puig ni el de Pedro Sánchez. No olvidemos que 2019 es un año de elecciones autonómicas y municipales y el Ejecutivo de Botànic se la juega. Pero si los médicos no quieren, no habrá programa de tardes, y por tanto, las listas de espera se incrementarán en  detrimento de la sanidad pública y de los contribuyentes.

Comenta esta noticia
Update CMP