18 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Rey se exhibe y amarga al independentismo el aniversario del histórico 3-O

El Rey Felipe durante su histórico discurso del 3 de octubre de 2017.

El Rey Felipe durante su histórico discurso del 3 de octubre de 2017.

El año pasado, coincidiendo con el primer aniversario de aquel mensaje a la nación, Felipe VI desapareció de la escena pública, se quedó en Zarzuela. Esta vez lo tendrán por partida doble.

Felipe VI no se esconde. No en este segundo aniversario del histórico discurso que pronunció aquel 3 de octubre de 2017, plantando cara a una Generalitat insurrecta. 

El año pasado, coincidiendo con esta fecha, el monarca decidió vaciar su agenda pública y permanecer en Zarzuela haciendo "trabajo de despacho", desaparecido. Mientras en Cataluña lo celebraban quemando y pisoteando fotografías de Don Felipe

Esta vez el Rey ha optado por exhibirse por partida doble. Primero ha recibido en Zarzuela a una delegación del Congreso de los Estados Unidos presidida por el senador Richard Shelby.

El Rey con la delegación estadounidense. 

 

Después se traslada a O Grove, en Pontevedra, para inaugurar el primer Foro Atlántico La Toja,que lleva por título Un espacio para la reflexión y la defensa de la democracia liberal. Creado, según reza la convocatoria, para "defender los valores que definen las sociedades democráticas, empresarios, políticos y sociedad civil, ante la irrupción de modelos políticos y económicos autoritarios". Muy oportuno. 

Felipe VI toma así el protagonismo mediático antes de que los independentistas en Cataluña lo tomen por él. Y dos días después de que Quim Torra y compañía pincharan en sus protestas por el segundo aniversario del referéndum ilegal. 

 

Entretanto se suceden las muestras de agradecimiento a Don Felipe por el paso al frente que dio aquel día. Uno de los primeros ha sido el líder del PP catalán, Alejandro Fernández, que ha proclamado "¡Viva el Rey de España!" desde su cuenta de Twitter. 

También su jefe de filas, Pablo Casado, ha recordado aquel mensaje "sereno y firme" que Don Felipe mandó al pueblo catalán y, en general, al español.

Y como él, Albert Rivera, para quien las palabras del jefe del Estado fueron "decisivas" para que el Estado actuara con la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Comenta esta noticia
Update CMP