Mª José Catalá: "Bonig merece la oportunidad de seguir liderando el PP"

La portavoz en el Ayuntamiento de Valencia se descarta a la presidencia provincial, pero deja claro que la capital de la Comunitat representa el 50% del PP valenciano.

Atesora una notable experiencia en política con 38 años. María José Catalá ganó por mayoría absoluta en dos ocasiones la alcaldía de Torrent, el municipio más poblado del área metropolitana de Valencia, asumió la conselleria de Cultura en 2012 y, en la presente legislatura, compatibiliza su escaño en Les Corts con la portavocía en el Ayuntamiento de Valencia para 'dolor de cabeza' de Joan Ribó. Hasta sus contrincantes admiten su habilidad desde el atril de esta doctora en Derecho que es el presente y el futuro del PP valenciano.

-Si Podemos es una formación 'populista',  el ¿Gobierno de Pedro Sánchez lo es ahora también?

-Ha caído en manos del populismo, del nacionalismo y del separatismo más radical; es decir, es un Gobierno de un partido socialista que dista mucho del PSOE tradicional que ha tenido sentido de Estado y del PSOE con el que hemos gobernado y compartido esta democracia desde el Partido Popular.
Yo creo que esto no es el PSOE, este es Pedro Sánchez. El PSOE es uno y Pedro Sánchez es otro. Pedro Sánchez no tiene nada que ver con Ferraz y viceversa. Desgraciadamente ya no hay barones socialistas que puedan ser el contrapeso al poder absolutista de una persona egocéntrica que es capaz de llegar a cualquier sitio y de vender a cualquiera por alcanzar el poder.

-Los barones socialistas no  protestan, están con él.
-Bueno… Han hecho una protesta silenciosa algunos de ellos.

- ¿Considera que la estrategia de 'España Suma' continúa estando vigente tras el resultado electoral de Ciudadanos y Vox?
- Para el PP está vigente y nosotros hemos cumplido nuestros compromisos con nuestros socios, es decir, en la negociación en las Mesas del Congreso y del Senado hemos sido generosos con Ciudadanos y Vox; e incluso hemos sido generosos con Ciudadanos hasta el extremo de favorecer que tenga grupo propio en el Senado. Un ejercicio de generosidad que yo creo que no ha tenido un reflejo antes. Yo creo que a partir de ahora lo puede tener, pero digamos que Ciudadanos no ha tenido esa generosidad con nosotros. Por lo menos no la tuvo en el Parlamento de Cataluña en el momento en el que nosotros le pedimos esa generosidad.

Creo que Cantó (Ciudadanos) ha entendido que el enemigo no es el PP y que 'España Suma' es la única alternativa posible a Pedro Sánchez.

El contexto político ha cambiado y a partir de ahora todos hemos tomado conciencia.
El otro día escuché una entrevista a Toni Cantó diciendo que iba a acercarse a una manifestación que se iba a celebrar a favor de la libertad educativa y a favor de la no imposición lingüística en algunas zonas castellanohablantes y dijo que iba a ir a esa manifestación junto con el PP porque había que sumar fuerzas. Creo entender que con estas palabras Ciudadanos ha entendido que el enemigo no es el PP y que 'España Suma' es la única alternativa posible a Pedro Sánchez.
Un Pedro Sánchez que se ha vendido a ERC, que quiere manipular el poder judicial, que ha hecho una purga en la Guardia Civil a través del ministro Marlaska, aquella Guardia Civil que ha mantenido el orden en Catalunya. Un Gobierno que no tiene empatía, que trasladó con aplausos a Bildu y un Gobierno vendido al separatismo catalán.

-El Gobierno del Botànic, una coalición de izquierdas, ha sobrevivido sin demasiados sobresaltos la primera legislatura y ha revalidado un segundo mandato. ¿No puede pasar lo mismo con este Gobierno socialista y de Podemos?
-¿Qué sean capaces de tragar saliva todas las mañanas y de aguantar sus tretas internas con tal de mantener el poder y a todos sus enchufados? Si esa fuera la pregunta yo diría que van a ser tan capaces PSOE con Podemos como lo ha sido PSOE con Compromís en la Comunidad Valenciana. Lamentablemente. Porque eso es vender el interés general por cargos puestos, sillones y por poder. Eso es duro para un país que evidentemente ha pasado una transición, ha tenido una democracia sana, con una alternancia entre dos grandes partidos que han sabido entenderse cuando hacía falta
entenderse. Desde luego, han sido responsables y leales a la Constitución pero ahora se ha visto alterada por la introducción o incorporación de algunos partidos populistas, como es el caso de Podemos y de Vox, o de oportunistas como ha sido  Ciudadanos en muchas ocasiones.
No obstante, yo creo que los dos grandes partidos tienen que volver a la senda del sentido común. Especialmente el PSOE, porque el PP no ha perdido ese sentido común.
Ojalá llegue un punto en el que el PSOE recupere su sentido de Estado y sea capaz de establecer una interlocución con el PP para salvar a España de los peligros que sufre en este momento.

-¿Qué labor de oposición tiene que hacer el PP? Usted ha sido alcaldesa, consellera y ahora lidera la oposición en el Ayuntamiento de Valencia. Tiene experiencia para dar trasladar pautas.
- Yo creo que habría que hacer tres fases. Hay que dividir la oposición en tres estrategias: política, jurídica y económica. Estamos muy preocupados por la economía española. Debemos trasladar nuestra propuesta de política fiscal  para nuestro país y para nuestros ciudadanos.

Este Gobierno comete demasiados atropellos e irregularidades. Tanto el municipal como el autonómico.

En el caso de Valencia, para que no les atropellen con una subida de impuestos sin precedentes como va a pasar este año. Algo que ha hecho el gobierno municipal con un incremento total de 30 millones de euros. Y para que la situación económica de nuestro país y del sector productivo sea la oportuna.
La estrategia jurídica, porque este Gobierno es un Gobierno que se salta todos los procedimientos, que tiene una falta de respeto por los procedimientos administrativos más que acreditada y visual, (lo hacen todos los días) y nosotros vamos a ir a los tribunales. Este Gobierno comete demasiados atropellos e irregularidades. Tanto el municipal como el autonómico.
La oposición política tiene que consistir en una parte propositiva. Participamos incluso en el “Decidim València” con propuestas que salieron adelante. Propuestas que nosotros impulsamos han salido las más votadas. Propuestas positivas como la que lanzamos hoy dirigiéndonos a la nueva directora general de fondos europeos en el Ministerio para que el Gobierno la amplíe y le conceda una prórroga al Gobierno municipal para que no se pierdan los fondos que están en riesgo por la gestión ineficiente de este Gobierno que no ha sido capaz de ejecutar los compromisos asumidos con los fondos europeos.

Esa es la parte positiva y de oposición contundente que no vamos a permitir por ejemplo que se cometa una estafa como la que se ha cometido en la EMT sin que haya ningún tipo de responsabilidad política asumida.
No vamos a permitir que se cierre el Palau sin dar explicaciones ni a los abonados ni al consistorio por 4 años perdiendo la calidad artística que se ha conseguido durante muchos. No vamos a permitir que nadie de explicaciones sobre el cierre de las playas en temporada estival por vertidos fecales.
No vamos a permitir el atropello a los ciudadanos como puede ser un cierre en la Plaza del Ayuntamiento que no ha sido consensuado con los comerciantes y del cual nadie tiene información y que está tomando como propio el señor Grezzi montando la lanzadera delante del Luis Vives para proceder al cierre de la plaza el día 20 de marzo sin dar ninguna explicación. Como ha sido también la nefasta caída del servicio de limpieza que se ha notado mucho en la ciudad o cuestiones que para nosotros son gravísimas como la falta de sensibilidad que tiene el gobierno municipal con la política
social.
- ¿Y la estrategia de oposición de cara al Gobierno central? ¿Qué es lo que recomendaría a Pablo Casado?
- Yo no soy quién para recomendar a Pablo Casado. Yo sé que la dirección nacional tiene una estrategia muy bien centrada y creo que coincide mucho con la mía. Pienso que vamos a establecer en el Gobierno central una estrategia jurídica contra los atropellos judiciales de Pedro Sánchez. Por ejemplo el último, el nombramiento de Dolores Delgado como Fiscal General.
Una estrategia económica proponiendo las necesarias medidas de políticas económicas para que este país no vuelva otra vez a la recesión y política para no permitir y no consentir que se ceda a los intereses del separatismo catalán y de los radicales de Bildu. Yo creo que la estrategia es la misma.

-¿Hasta qué punto el hecho de que el Gobierno se tenga que apoyar con Esquerra Republicana quita condiciona otras autonomías?
-Me temo que este Gobierno está absolutamente sometido a ERC. Lo estoy viendo en los primeros pasos que ha dado Pedro Sánchez con el nombramiento de Dolores Delgado como fiscal general del Estado. En los primeros pasos de Marlaska que ha hecho una purga en la Guardia Civil con aquella Guardia Civil que fue la que aguantó el tipo cuando se vulneraba la ley y la Constitución y creo que lo voy a seguir viendo en la elaboración de los presupuestos generales del Estado. Me temo por desgracia que los valencianos vamos a salir muy perjudicados del sometimiento del PSOE a ERC. Todo va a ir dirigido a los intereses de los separatistas catalanes y vamos a sufrir mucho.

Los valencianos vamos a salir muy perjudicados del sometimiento del PSOE a ERC. Todo va a ir dirigido a los intereses de los separatistas catalanes y vamos a sufrir mucho.

No vamos a tener un cambio en el modelo de financiación. Se va a paralizar, por desgracia, la inversión en el puerto de Valencia porque no le interesa al separatismo catalán o al catalanismo que Valencia siga creciendo y que su puerto siga siendo el primero del Mediterráneo. Eso me da miedo. Temo que Pedro Sánchez y el ministro Ábalos no ejecuten las necesarias infraestructuras ferroviarias y de transporte que necesitamos y lo hemos visto.
En el contrato firmado entre Compromís y el PSOE no aparece el soterramiento de Serrería, no aparece la Estación Central, no aparecen las necesidades de Valencia. Yo creo que los valencianos y concretamente la ciudad vamos a sufrir mucho con un Gobierno sometido a ERC.

-El puerto de Valencia es la 'joya de la corona' económica de la Comunitat, según la definió el líder de la patronal, quien anunció una gran manifestación si la ministra Montero no cumple su compromiso en Valencia con la financiación autonómica. En esta ocasión, ¿el PP sí saldría a la calle?
-A mi particularmente me costará mucho no salir a la calle si este gobierno paraliza la ampliación del puerto de Valencia y si este Gobierno no asume los compromisos necesarios con Valencia, entre otros, la necesaria financiación autonómica. Si se paraliza el puerto de Valencia porque no les interesa a los colegas de ERC de Pedro Sánchez me costará mucho no salir a la calle.

-El PP tiene pendiente congresos para decidir direcciones locales y provincial que están gestionadas por gestoras incluso desde hace varios años. ¿No es el momento de tomar decisiones? ¿Usted estaría por la labor de presentarse a la presidencia provincial?
-A la dirección provincial no. Ya he manifestado que en este momento no creo que mi camino político vaya en esa dirección. Creo que no debo hacerlo porque debo centrarme en mi actual proyecto político que es la ciudad. En ese sentido, no hay ninguna duda de que voy a presentarme para ser presidenta del partido en la ciudad de Valencia.

La ciudad de Valencia tiene  el 60% de los votantes del PP de la provincia y el 40% de los afiliados que es mucho


La provincia precisa de alguien que pueda atender a los municipios de toda la provincia y lo que yo debo atender es a la ciudad de Valencia. Lo digo porque la ciudad de Valencia tiene en este momento el 60% de los votantes del PP de la provincia y el 40% de los afiliados que es mucho. El presidente o presidenta provincial y yo deberemos ir de la mano porque en definitiva Valencia es casi el 50%.

-Isabel Bonig, Carlos Mazón, César Sánchez ... ¿Si le plantean, al margen del tema local, la dirección regional, y lo que eso implica, aceptaría?
-En el mejor lugar que puedo servir al PP es en la ciudad de Valencia. En este momento no es oportuno que haya un cambio de dirección, un cambio de cartel en la ciudad de Valencia. Hemos recuperado en cuestión de meses 22.000 votos, de abril a las últimas elecciones nacionales en la ciudad. Gracias a esa recuperación contribuimos mucho a conseguir un senador más y un diputado más para esta provincia. Si yo me dedicara a otras cosas se perdería una posibilidad que creo que es
más que evidente y alcanzable que es que recuperemos de nuevo la alcaldía valenciana.
La alcaldía de Valencia es casi un millón de habitantes en una comunidad que son casi cinco millones aproximadamente. La ciudad de Valencia es necesaria e imprescindible para ganar la Generalitat.

-Hay una teoría circular no escrita en el PP que dice que el próximo candidato a la presidencia de la Generalitat debe ser de Alicante, una vez que la actual es de Castellón y el anterior de Valencia.
-Considero varias cosas: Lo primero que queda mucho tiempo para las elecciones autonómicas.  Isabel Bonig merece seguir liderando este proyecto político porque ha pasado los peores momentos y también merece la oportunidad que le tiene que dar este partido de seguir recuperando votos.
En segundo lugar, Carlos Mazón me parece un fantástico compañero. Un gran político que hemos recuperado para muy bien en el PP y creo que se ha notado porque la provincia de Alicante está fuerte políticamente.

 El sentido común manda que quien dirija el PP en la provincia de Valencia sea una persona reconocida, respetada y, sobre todo, que haya demostrando capacidad para poder lidiar con una provincia que es imprescindible.


También estoy convencida de que en Castellón vamos a recuperar la ciudad pronto con Begoña (Carrasco) y que Miguel (Barrachina) va a hacer una gran legislatura. No obstante Valencia, en este momento, tiene que tener un liderazgo provincial que creo que va a llegar de forma clara. Voy a procurar que la ciudad sea muy fuerte y lo voy a conseguir. Tenemos que mantener las plazas fuertes. Ganar las plazas necesarias y tener una candidatura autonómica ganadora. De aquí a allí no se lo que pasará, pero insisto queda mucho y creo que Isabel (Bonig) merece una oportunidad de seguir recuperando votos que es lo que ha hecho.

-Con respecto a la presidencia provincial de Valencia, ¿considera que hay que optar una renovación o por una persona que sea reconocida?
- Después de lo que hemos sufrido en la provincia de Valencia, el sentido común manda que la persona que dirija la provincia sea una persona reconocida, respetada y que haya trabajado y peleado por este partido dando la cara y, sobre todo, demostrando capacidad para poder lidiar con una provincia que es imprescindible.

Esquerra Republicana de Cataluña es de los que piensan que si le puede ir mejor al puerto de Barcelona en detrimento del puerto de Valencia es bueno para ellos. No los veo con sentido de Estado

-El alcalde Joan Ribó ¿aguantará todo el mandato?
-Pues posiblemente sí porque no creo que haya un liderazgo claro en Compromís que pueda sustituirle. También te digo que Ribó con el ritmo que tiene de acción política tampoco se quema demasiado. Quiero decir, si fuera una persona que se pasa el día en la calle yendo a todos los actos de la ciudad preocupado por lo que le pasa a esta ciudad y a sus instituciones. Estas personas que no duermen porque les duele su ciudad… pero como no lo veo así creo que va a seguir.

- ¿Está quemado?
-No. Creo que no.

- Ximo Puig parece que reconsidera su decisión de que el actual sea su último mandato. Mónica Oltra no atraviesa precisamente por su mejor momento político.
- Mónica Oltra tiene muy difícil seguir con su proyecto político personal después de todo lo que hemos conocido sobre su gestión al frente de la política social, concretamente de los menores, y Ximo Puig tiene muy difícil seguir también con el caso de su hermano durante toda la legislatura. Pero a mí no me gusta nunca dar por vencidos a mis enemigos hasta que no veo que han dejado la cancha.

-La inversión privada en el Puerto de Valencia de más de mil millones está en juego. Compromís opta por paralizarla por cuestiones medioambientales y el PSOE envía mensaje que podría retrasar las obras. ¿Puede existir algún tipo de acuerdo para que se vea beneficiado otro puerto en detrimento de Valencia?
-Está en juego el liderazgo del puerto de Valencia en el Mediterráneo. Desde luego  tiene algunos rivales tanto en España como en Europa. Esquerra Republicana de Cataluña es de los que piensan que si le puede ir mejor al puerto de Barcelona en detrimento del puerto de Valencia es bueno para ellos. No los veo con sentido de Estado. No veo que entiendan que la conexión Madrid-Valencia y la salida de Valencia al Mediterráneo es mucho más interesante para todo el territorio nacional… Como no los veo así, considero que pueden estar pensando en que todo lo que le venga bien a Valencia no le va a venir bien al puerto de Barcelona.

 

Comenta esta noticia
Update CMP