11 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cs alerta del riesgo del "gobierno de chamanes" que planean Sánchez e Iglesias

La formación naranja insiste en que el líder socialista acepte la propuesta de Inés Arrimadas para que haya un gobierno con el respaldo de PP y Ciudadanos.

El ritmo acelerado que está tomando el proceso de investidura -con la convocatoria, ya esta semana próxima, de la ronda de consultas por parte del Rey- y las negociaciones del PSOE con ERC, que se trasladan a Cataluña, está provocando inquietud entre los constitucionalistas, que ven más cerca que nunca a Pedro Sánchez al frente de un Gobierno Frankenstein.

Si se cumplen las expectativas del presidente del Gobierno en funciones, integrará en su gobierno a Podemos, una formación que apuesta por derribar el régimen del 78 y, además, necesitará de los votos de quienes quieren romper España. El flirteo con ERC, promotora del golpe de Estado del 1-O, avanza con cesiones humillantes por parte del PSOE, que ya habla de "conflicto político en Cataluña".

Ante esta preocupación, el diputado de Ciudadanos (Cs) por Málaga Guillermo Díaz ha solicitado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que "rectifique y coja el guante" de la portavoz de la formación naranja en el Congreso, Inés Arrimadas, de aceptar la oferta de un gobierno "apoyado en 221 escaños, en PP y Ciudadanos". En este punto, ha lamentado que en España se corre el riesgo "de un gobierno de chamanes".

En rueda de prensa en Málaga, Díaz ha alertado de ese "gobierno de chamanes, de vuelta a la tribu, un gobierno apoyado en nacionalistas y con miembros populistas, con Pablo Iglesias de vicepresidente, que no promoverá políticas públicas basadas en la evidencia ni va a medir la eficacia sino que se va a basar en mantras populistas y en una actitud chamánica".

Por ello, ha pedido a Sánchez que atienda a Arrimadas "para que el Gobierno no tenga a Iglesias de vicepresidente y no dependa de nacionalistas y populistas". Es más, según Díaz, un Ejecutivo nacional con estos 221 escaños podría suponer "la etapa más interesante en España desde la Transición".

"PP y PSOE, si hacen caso a Ciudadanos, dejarán de apoyarse en nacionalistas; nos apoyaremos en los que creemos en la Constitución, que nos ha dado el mejor momento de nuestra historia", ha defendido el diputado naranja por Málaga.

Comenta esta noticia