03 de diciembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Críticas duras a Sálvame por la humillación a la que someten a Terelu y Lydia

Lydia y Terelu arden en la pira de Sálvame

Lydia y Terelu arden en la pira de Sálvame

En Sálvame están en crisis. Desde que se conociera que quieren despedir a Lydia y Terelu, la leña. La nómina de los señalados engrosa y las críticas sobre el programa arrecian con fuerza.

Desde que en Bluper publicaran que en Sálvame tenían intención de prescindir de Terelu Campos y Lydia Lozano, el programa discurre por unos derroteros nunca vistos. Es cierto que siempre han dado giros de guion que han sorprendido. Sin embargo, jamás habían llegado a tanto. El hecho de utilizar esa información como contenido del programa con las señaladas presentes ha hecho que algunos estallen. En las redes hay quien sigue el juego mientras otros alzan su voz para quejarse por lo que consideran un atropello innecesario.

Sin duda, Terelu y Lydia están en situación límite. Es mucha la presión. Imposible llevar con tranquilidad esa espada de Damocles sobre la cabeza.

 

Lejos de aminorar la tormenta, arrecia con más fuerza. Todavía no está claro que pasará con las señaladas. Celebraron una reunión con uno de los directores del programa y discurrió en circunstancias tensas. En la misma, lejos de aclararse su situación, conocieron que otros compañeros estaban en la misma tesitura. Jesús Manuel o Rafa Mora están nominados. Sin duda, Sálvame cada vez más reivindica la categoría de reality. Hablamos de un formato que tiene que generar contenidos que sigan enganchando al espectador.

Algo muy difícil debido a la competencia existente. Tras ocho años en pantalla, el espacio sufre un desgaste que obliga a reinventarse, de ahí que se recurra a esta performance de tertulianos que pueden perder su silla en cualquier momento. No sería extraño que los despidieran en directo. Sin duda, está funcionando, de ahí que la lista de los señalados se haya engrosado. Y lo que te rondaré, morena.

 

Esta extraña situación que se vive en Sálvame ha dado un giro de guion para seguir atrapando al espectador. Y es que los colaboradores que están a salvo opinan y tercian sobre la situación de los otros. En algunos casos, de forma desafortunada y mostrando muy poca empatía.

Ciertamente, sorprende ver cómo pontifican sobre el trabajo de los otros. Es como si hubieran mutado en jueces con patria y potestad para sentenciar. Como decía aquel, siempre ha habido categorías, uno están protegidos y otros al pairo. Días de furia.  

Comenta esta noticia
Update CMP