18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los "viernes sociales" de Pedro

Aunque el CIS camufla la realidad, lo cierto es que la suma de PP, Cs y Vox está cerca de la mayoría absoluta. El uso partidista de las instituciones refleja el pavor del PSOE al 28A.

 

“Antaño se iba a las elecciones para gobernar. Ahora se forma un Gobierno para ganar elecciones”. La frase, escuchada a un veterano dirigente del PSOE unos días después de la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a La Moncloa, resultó premonitoria.

Más aún después de oír al presidente inventarse desde la tribuna del Congreso un nuevo día de la semana: los “viernes sociales”. Es decir, su determinación de “tirar” del Consejo de Ministros hasta el 28-A para aprobar medidas de tinte electoralista.

Porque Sánchez ha decidido darse cada viernes un “chute” de uso partidista de las instituciones en su beneficio para arramplar votos. Llama la atención, sin embargo, la poca fe que tiene en el CIS de José Félix Tezanos (otro ejemplo palmario del asalto al poder del sanchismo) que cada día le sirve una victoria más holgada.

El CIS

Aunque los datos de los estrategas monclovitas no digan tal cosa y el PSOE, en el mejor de los casos, solo llegue al 28% de los votos, cinco puntos y medio menos de los que le da el instituto demoscópico “público” ahora destinado a la mayor gloria del líder socialista.

Aunque el CIS se dedique a vender la gloria de Pedro Sánchez, la suma de PP, Cs y Vox está ya a un escaño de la mayoría absoluta

Mientras, los últimos tracking en la acera de enfrente, en la calle Génova, arrojan que la alternativa PP, Cs y Vox estaría a un escaño de la mayoría absoluta. Por Pablo Casado no va a quedar desde luego el cambio en La Moncloa.

Además, que Sánchez no tiene las cosas tan amarradas también lo demuestra que tanto él como el PSOE renieguen del tradicional cara a cara televisado entre el presidente y el jefe de la oposición. Cercanos al líder socialista ya dejan caer que “estando en disputa la hegemonía en la derecha, no hay un rival alternativo claro con quien debatir”.

Debate a dos

Prefieren los duelos a cinco, como el ofrecido por Atresmedia, con los hasta ahora grandes partidos y la marca de Santiago Abascal. En las generales de 2015, Sánchez se enfrentó con Mariano Rajoy en aquel debate que pasó a la historia porque espetó al entonces jefe del Ejecutivo “Usted no es una persona decente”.

Sin embargo, ese formato no se repitió en los comicios de 2016, circunstancia que se airea ahora desde Ferraz como argumento de autoridad para negarse al debate a dos.

Comenta esta noticia
Update CMP